X
La Palma

El pastoreo, un aliado contra los incendios forestales

   

DAVID SANZ | SANTA CRUZ DE LA PALMA

La actividad ganadera ha estado tradicionalmente reñida con la conservación de la naturaleza, en especial, se le considera una de las principales causas de la degradación forestal, representando una amenaza para los ecosistemas y recursos naturales. No obstante, en La Palma funciona un programa que está revirtiendo esta relación mediante el empleo de ovejas y cabras que pastan en varios cortafuegos de la Isla, manteniéndolos despejados para que puedan realizar con eficacia su función en los incendios forestales.

No es menos cierto también, que pese a la extrema dureza que tiene el pino canario al fuego, los incendios forestales son también otra de las grandes amenazas para los recursos forestales. En La Palma se han producido entre 1983 y 2010 nueve grandes incendios forestales, con más de 16.000 hectáreas quemadas.

Gestión del combustible

Técnicos implicados en este programa que desarrolla el Cabildo de La Palma, explicaron que la experiencia que se ha tenido hasta ahora avala que la ganadería se puede convertir “en una valiosa herramienta para la gestión del combustible, mediante el control de matorrales y pastos en los sistemas lineales preventivos de defensa contra incendios forestales”. Para poner en marcha este programa de control de la vegetación mediante el manejo de ganado extensivo, el Cabildo ha contado con la colaboración de más de una veintena de ganaderos, cuyos rebaños de cabras y ovejas pastan en los lugares asignados con este fin.

Este sistema está funcionando en los cortafuegos de Bejenado, La Tabladita y Gallegos. Son zonas, según explican los técnicos, donde pese a que abunda el pino canario como vegetación dominante importante, existe también un sotobosque diverso, que va desde el monteverde al codeso. Esta variedad permite también una planificación del pastoreo por razas y por edades, adaptándola a las circunstancias que tiene el entorno.