X

El presunto parricida de Las Palmas pasará este martes a disposición judicial

   

EFE|Las Palmas de Gran Canaria

El concejal de Seguridad y Policía Local del Ayuntamiento de Santa Brígida, Martín Sosa, dijo hoy a EFE que ya había denuncias anteriores sobre numerosos conflictos en la vivienda donde ayer un hombre de 37 años al parecer mató a su padre de 63 años con una herramienta agrícola.

Sosa señaló que los vecinos le habían comentado que eran reiteradas las peleas en el ámbito familiar.

En la mañana del domingo nada hacía presagiar el fatal desenlace, ya que tanto el padre como el hijo habían salido juntos de cacería, y fue al regreso a su casa cuando se sucedieron los hechos, en los que resultó también herida la madre al interceder en la riña.

Ante la imposibilidad de poner fin a la pelea, la mujer salió a la calle para pedir ayuda a sus vecinos, quienes alertaron al 112 y a la Policía Local, que pusieron en marcha un operativo de seguridad y auxilio con el apoyo de la Guardia Civil.

Esta mañana tanto el presunto agresor, Marcos S.S., como su madre prestaron declaración sobre el parricidio ante la Brigada de Policía Judicial de la Guardia Civil, uno como presunto autor y otra como testigo directo de lo que ocurrió en la casa familiar.

Se prevé que el detenido pase mañana a disposición del Juzgado número dos de Las Palmas de Gran Canaria, han informado a EFE fuentes del instituto armado.

Por otra parte, Martín Sosa se ha mostrado extrañado por la noticia de que esa familia poseyera una treintena de perros de cacería, cuando el reglamento sólo permite cuatro animales por cazador.

“Este tema ya está en manos del servicio municipal veterinario, porque ese número de perros es muy importante y no sabemos quién se hará responsable de su cuidado y alimentación, por lo que esperamos tener una solución en la mayor brevedad posible”, ha manifestado el concejal satauteño