X
MOCIÓN DE CENSURA >

El PSOE expulsa del partido a sus cinco consejeros en el Cabildo de El Hierro

   

EFE | LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La Ejecutiva Federal del PSOE ha decidido este viernes expulsar del partido a sus cinco consejeros en el Cabildo de El Hierro por promover una moción de censura, junto al PP, según han informado a Efe un portavoz socialista en Madrid.

La expulsión, que tiene efecto “inmediato”, ha sido notificada esta mañana por el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, tanto a los cinco consejeros como al propio Cabildo herreño.

El PSOE había dado de plazo hasta las 10.00 horas de hoy viernes al líder socialista local, Alpidio Armas, y a sus otros cuatro consejeros, para que retiraran su apoyo a la moción de censura contra la presidenta nacionalista del Cabildo, Belén Allende, que había sido desautorizada tanto por la dirección del partido en Canarias como por los órganos federales.

En sus escritos remitidos en esta jornada, la Ejecutiva Federal ha dejado constancia de que esos cinco consejeros han dejado de representar al PSOE en la Corporación insular herreña.

El pasado 30 de agosto el PSOE y el PP presentaron una moción de censura contra la presidenta del Cabildo de El Hierro, de AHI-Coalición Canaria, que se debatirá mañana a las 12.00 horas, y que podría poner en dificultades el pacto que mantienen socialistas y CC en el Gobierno de Canarias.

La dirección federal del PSOE se apresuró desde el primer momento a anunciar un expediente disciplinario que podría terminar con la expulsión a sus cinco consejeros en el Cabildo de El Hierro, quienes, con el apoyo de los dos del PP, pretenden desplazar del gobierno insular a los seis consejeros de Coalición Canaria.
Según el PSOE canario, la referida moción fue planteada de espaldas a la dirección regional y a su secretario general, José Miguel Pérez, quien a su vez es vicepresidente del Gobierno de Canarias, a cuyo frente está Paulino Rivero, de CC.

La presidenta de Coalición Canaria, Claudina Morales, confió desde que tuvo conocimiento de la moción de censura en que la iniciativa no prosperase, ya que cree que es de aplicación la reciente reforma de la legislación electoral.

La nueva normativa dificulta las mociones de censura en las corporaciones locales -entre las que se incluyen los cabildos canarios- cuando éstas se apoyan en tránsfugas o cuando alguno de los proponentes haya dejado de pertenecer, por cualquier causa, al grupo político al que se adscribió al inicio de su mandato.

Con los consejeros socialistas expulsados del PSOE, según interpreta Morales, estos han dejado de pertenecer al grupo político al que se adscribieron al comienzo de su mandato, de manera que la moción no contaría con suficientes votos.

La moción está encabezada por Alpidio Armas, quien la justificó porque hay que “dar prioridad a los intereses de la isla” frente a los de ámbito autonómico o estatal, en referencia a los pactos de PSOE y CC en el Gobierno de Canarias y en el Congreso de los Diputados.

La presidenta del Cabildo, Belén Allende, dijo en el anuncio de la moción de censura que la asumía “con sorpresa pero con serenidad” y afirmó que mientras ella se ha dedicado desde el primer a trabajar, “otros han preferido conspirar”