X
RECIBO DE LA LUZ >

El sector eléctrico prepara recursos contra la bajada de los peajes y afirma que congelar la luz es una “tergiversación de la realidad”

   

EUROPA PRESS | Madrid

El sector eléctrico se prepara para recurrir ante el Tribunal Supremo la decisión del Ministerio de Industria de bajar en octubre los peajes de acceso de la luz para compensar el encarecimiento de la energía y provocar la congelación de la tarifa, indicaron a Europa Press en fuentes empresariales.

Las mismas fuentes aseguran que la decisión de Industria es “ilegal” e “incumple leyes y normas aprobadas por el propio Gobierno para la fijación de la tarifa”. “La decisión quebranta normas publicadas por el propio Ejecutivo y, además, servirá para provocar más déficit de tarifa”, añaden.

Los peajes de acceso, que pesan cerca del 50% en la fórmula de revisión de la Tarifa de Último Recurso (TUR), recogen los costes regulados del sistema. Al no cubrir estos costes, se genera el déficit de tarifa, que en términos acumulados desde 2000 acumula 22.000 millones de euros.

La decisión de recurrir la congelación se adoptará si se publica finalmente el viernes la orden ministerial de rebaja de peajes, señalan las fuentes.

Fuentes oficiales del Ministerio de Industria anunciaron esta mañana que el Gobierno congelará por “voluntad política” la tarifa en octubre y que, para ello, rebajará los peajes eléctricos sin que ello implique elevar el déficit de tarifa.

“Es una tergiversación de la realidad a los consumidores”

El presidente de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), Eduardo Montes, asegura que la decisión del Gobierno de congelar la luz mediante una bajada de los peajes de acceso es una “tergiversación de la realidad a los consumidores” y advierte de que, si la medida provoca un déficit de tarifa superior al tope legal fijado, la asociación la recurrirá ante los tribunales.

En declaraciones a Europa Press, Montes recuerda que las tarifas deben recoger los costes del sistema eléctrico porque, de lo contrario, se acumula un déficit que los consumidores deben devolver en el futuro. “Eso es pan para hoy y hambre para mañana, y eso hay que decírselo a los consumidores”, advierte.

“No le veo utilidad a la medida” de congelar la luz en octubre “si dentro de tres meses llevará a subidas más importantes”, señala, después de recordar que “lo que no se pague hoy se pagará luego”. Montes se pregunta además “cómo va a hacer” el Gobierno para bajar los peajes, “dejando de pagar algo acordado”, sin que se genere más déficit de tarifa.

“El sistema eléctrico tiene unos costes y los ingresos tienen que cubrir los costes. Si los ingresos no los van a cubrir o si se deja de pagar algo acordado, va a aumentar el déficit”, continúa el presidente de la patronal eléctrica.

Montes también advierte de la posibilidad de que Unesa recurra la medida ante los tribunales. “Desde luego, si esto lleva a que aumente el déficit de tarifa, mi opinión es que habría que plantearlo, pero no he hablado con todas las compañías y esto es una opinión personal”, afirma en alusión a la posible presentación de recursos.

En todo caso, Montes asegura que “por supuesto” se recurrirá la medida en caso de que provoque un aumento del déficit de tarifa por encima del tope legal de 3.000 millones de euros fijado para este año.

“Aumentar el déficit es netamente ilegal. Hay un real decreto que así lo fija y a los consumidores se nos tienen que explicar las cosas como son”, señala. “Sería muy cuestionable que, bajando los peajes, no aumente el déficit de tarifa, y no se puede dejar de pagar al sector cosas que se han acordado de antemano”, añade.

Industria y los peajes

Industria considera que la bajada de los peajes para congelar la luz no tiene por qué crear más déficit de tarifa, ya que existen recursos técnicos para evitar esta circunstancia.

La decisión de bajar los costes regulados de la tarifa para forzar una congelación no es nueva, ni tampoco la decisión de Unesa de recurrir la medida. En julio del año pasado, cuando circulaba una propuesta de subida del 10% de peajes y la subasta eléctrica marcaba un alza del 11%, Sebastián cerró un acuerdo con el PP para congelar el recibo.

Aquel acuerdo implicó un descenso en los peajes que Unesa recurrió ante el Tribunal Supremo al considerar que vulneraba los principios de suficiencia tarifaria, de buena fe y de confianza legítima. Además, la patronal destacó que la medida se había adoptado sin audiencia ante la CNE.