X
SECUESTRO DEL ‘MATTHEOS I’ >

El silencio de los piratas mantiene la esperanza de una pronta liberación

   

DAVID SANZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

La falta de noticias es una buena noticia. En resumen este es el mensaje que tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores como la empresa del barco Mattheos I, Consultores de Navegación, traslada a la familia del tinerfeño Manuel Bilbao Baudot, primer oficial del petrolero quimiquero de bandera chipriota que fue apresado en el Golfo de Guinea desde el pasado miércoles. Seis días de secuestro que están siendo un auténtico calvario para los familiares ante la incertidumbre sobre el estado en que se encuentra Bilbao y el resto de la tripulación.

Este silencio por parte de los captores, refuerza la teoría del robo que se maneja desde el inicio, lo que significaría que una vez los secuestradores se hayan hecho con la carga de combustible del buque -valorada en unos 18 millones de euros- dejarían a la tripulación en libertad.

Sheena Campbell, portavoz de la empresa responsable del barco, señaló en declaraciones a Efe que esta es la hipótesis que maneja y, pese a admitir que no hay garantías, confían que liberen a la tripulación una vez concluya el robo, como ha ocurrido en casos similares. Campbell indicó que saben “más o menos” dónde se encuentra el barco sin dar más detalles.

Con todo, las principales hipótesis indican que su ubicación más probable es que hayan sido conducidos hacia Nigeria, que es donde se localiza la mayor parte de esta actividad delictiva. El secretario general de Política de Defensa, Luis Manuel Cuesta, aseguró ayer, en el marco de un congreso sobre piratería marítima, que el Ministerio de Asuntos Exteriores está al frente de las gestiones “discretas, eficaces y con reservas”.

[apunte]

Más seguridad

El Colegio de Oficiales de la Marina Mercante Española ha solicitado al Gobierno central “medidas para proteger a los tripulantes españoles” que trabajan en el Golfo de Guinea. “Creemos que el secuestro responde al intento de robo del cargamento de unas 40.000 toneladas de combustible que transporta el buque petrolero”, afirmó el portavoz del Colegio, José María Arrojo, en un comunicado recogido por Efe, en el que expresa su confianza en que la liberación se produzca “en los próximos días teniendo en cuenta los antecedentes inmediatos”. El Colegio reclama la “máxima diligencia” para la localización del buque y demanda “respeto diplomático” para “gestionar la pronta liberación” de los 23 tripulantes. “Deseamos que la tripulación del Mattheos I esté pronto sana y salva en casa y con sus familias”, señaló Arrojo, quien pidió además “prudencia” a las partes implicadas en la liberación de los tripulantes para evitar “posibles reacciones imprevistas de los secuestradores”. Concluyen recalcando su preocupación por el incremento de la inseguridad en las aguas del Golfo de Guinea.

[/apunte]