X
TRANSPORTE AÉREO >

Los pilotos de Air Europa irán a la huelga a final de mes

   

Airbus de Air Europa que cubre la ruta Madrid-Tenerife. | SERGIO MÉNDEZ

EFE | Madrid

El sindicato de pilotos SEPLA ha convocado una huelga indefinida en la compañía Air Europa todos los lunes y jueves a partir del 22 de septiembre, en protesta por la continua externalización de operaciones por parte de la empresa.

En la mañana del jueves la representación sindical de SEPLA en Air Europa ha solicitado la autorización ante la Dirección General de Trabajo en defensa de los intereses laborales y profesionales de un colectivo formado por más de 500 pilotos, que han respaldado, en su inmensa mayoría, la movilización.

Otros motivos que han llevado a los pilotos a la huelga son el boicot sindical que sufre su representación sindical y el acoso laboral al que les está sometiendo la compañía en los últimos meses, con presiones y sanciones, que violan el procedimiento establecido en el convenio, ha explicado hoy en rueda de prensa el delegado-jefe de SEPLA en Air Europa, Luis Crespi.

La convocatoria de la huelga llega antes de que se celebre el próximo 7 de septiembre una reunión, a la que el presidente de la compañía, Juan José Hidalgo, ha invitado a todos los pilotos, ya que el sindicato no espera nada del encuentro, que ha calificado de una charla y no de una negociación con los representantes legales del colectivo.

Con el paro se podrán ver afectados gran parte de los más de 280 vuelos que opera diariamente Air Europa, aunque se establecerán unos servicios mínimos similares a los que se aplicaron al sector del transporte aéreo en la huelga general del pasado año.

Los pilotos de Air Europa, de los que el 96 % pertenece al sindicato SEPLA, mantendrán el paro hasta la resolución del conflicto, que sería el cese de acuerdos de código compartido a los que ha llegado la empresa con la compañía Orbest, perteneciente al mayor grupo turístico en España, Orizonia, no pactados en el convenio colectivo de los pilotos.

Crespi ha explicado que en diciembre de 2010, pilotos y compañía pactaron los vuelos de código compartido con dicha aerolínea en los destinos de Cancún y Punta Cana, y seis meses después, de manera unilateral y sin el acuerdo de la sección sindical, la empresa los extendió a las operaciones entre Canarias y la Península.

El colectivo considera que, con esta práctica, Air Europa no sólo viola lo establecido en el convenio, sino que amenaza el futuro de los puestos de trabajo de estos profesionales.

A juicio de Crespi, “todo forma parte de un plan estratégico para dejar sin contenido Air Europa con el uso de terceras compañías para realizar la producción de Globalia (el grupo turístico del que forma parte) que, por convenio, debe hacer Air Europa”.

Crespi ha advertido de que “sin otros grupos, como Globalia, que generen carga de trabajo y horas de vuelo, Air Europa carece de valor y podría estar en grave peligro”.

Los 25 aviones Boeing 737 que operaban entre la península y Canarias se han reducido a una flota de 18 como consecuencia de la externalización.

En cuanto a la campaña de acoso a los pilotos que denuncian, el sindicato opina que podría condicionar su independencia a la hora de tomar decisiones relativas a la seguridad del vuelo.

Crespi ha explicado que se les llama a reuniones en las que no se permite el paso a sus representantes legales y se les presiona para que sobrepasen los límites legales de la operación.

Como consecuencia de ello, la empresa ha llegado a “degradar” a dos comandantes al puesto de copilotos por negarse a trasgredir los límites de tiempos de trabajo y descanso establecidos por la normativa, saltándose el procedimiento legal establecido en el convenio.