X
europeo lituania 2011 > las celebraciones

España se da un baño de masas

   

Los campeones fueron aclamados por miles de aficionados en Madrid. / EFE

EFE | MADRID

No fueron demasiados, pero estaban entregados. La selección española de baloncesto, flamante campeona del Eurobasket de Lituania, se dio un baño de gloria en la madrileña plaza de Callao, donde los aficionados y jugadores se mostraron mutuamente cariño y agradecimientos con una idea, un concepto sobrevolando el ambiente: equipo.

Siempre con retraso, como corresponde a esta clase de celebraciones, el equipo de Sergio Scariolo salió pasadas las 17.00 horas de su hotel en la plaza de Castilla y llegó con unos minutos por encima del horario establecido. Durante su camino por el Paseo de la Castellana y la Gran Vía fueron aclamados por miles de aficionados parados en las aceras para ver de cerca a los campeones o por los conductores detenidos en los semáforos que no pararon de aclamarles a bocinazo limpio.

Fue un camino tranquilo hasta que el autobús descapotable con el lema Campeones de Europa comenzó a acercarse a las inmediaciones de Callao. Allá la concentración de público era mayor, superior a las 2.000 personas en un espacio relativamente reducido y, como señaló Ricky Rubio ya en el estrado, “desde aquí arriba, esto acojona”.

Fue Juan Carlos Navarro, capitán de la selección y MVP del torneo, el primero en tomar la palabra. Ni siquiera concedió tiempo al maestro de ceremonias, el ilusionista Jorge Blass para que hiciera una presentación.

Uno tras otro tomaron la palabra, champán por medio, aunque quien se llevó la mayor ovación fue Felipe Reyes. El capitán del Real Madrid perdió a su padre pocos días antes del inicio del campeonato y, al final del mismo, fue el encargado de levantar el trofeo de campeones.