X
SELECCIÓN ESPAÑOLA > AMISTOSOS

España sufre para ganar

   

Fábregas celebra con sus compañeros un gol anotado ante Chile, durante el partido amistoso jugado ayer. / EFE

EFE / SANKT GALLEN (SUIZA)

La selección española mostró dos caras para superar a Chile, víctima de desajustes defensivos que costaron dos goles en el primer acto que remontaron rescatando su identidad gracias a Iniesta y a Fábregas (3-2).

Víctima de graves fallos se alejó de su nivel ante Chile, que rozó la perfección mientras le duró el físico.

Chile salió a morder. Casillas ya había salvado el primero en una rápida salida a los cuatro minutos y uno después veía como un disparo de Vargas se iba al lateral de la red antes de que Isla le superase con un golazo. Vargas se coló con facilidad entre líneas y cuando la defensa intentó reaccionar fue tarde. El mano a mano con Casillas lo resolvió con facilidad. Chile ganaba por dos goles.

En su historia solo había hecho cuatro en ocho enfrentamientos.

En la segunda parte España recuperó sus señas de identidad gracias a la entrada de Iniesta y Pedro. Adelantó líneas. Presionó y se adueñó del balón. Minimizó las virtudes de su rival que no volvió a llegar a la portería que pasó a defender Reina. Aparecieron los bajitos y el fútbol cambió. Salió la verdadera España.

Iniesta recortó distancias con un zurdazo ajustado desde la frontal a los 55 minutos. Volvía a aparecer Iniesta para encontrar el desmarque de uno de los jugadores en mejor forma, Cesc Fábregas, que definió a la perfección ante Bravo. El triunfo llegó sobre la hora, en un penalti sobre Arbeloa. Lanzó Cesc ajustado al palo, la sacó Bravo y el 10 de España remachó a placer.