ENTREVISTA

Guelmes: “No cabe en la mente de nadie romper este pacto”

Juan José Cabrera Guelmes será alcalde de Santa Cruz de La Palma los últimos dos años del mandato. / ACFI

EUGENIA PAIZ | SANTA CRUZ DE LA PALMA

Juan José Cabrera Guelmes, teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma en el marco del pacto que el PP mantiene con el PSOE, defiende la estabilidad del acuerdo durante todo el mandato y reconoce que la máxima preocupación para “todo el equipo de Gobierno” es atender el pago a los proveedores. Para conseguir este fin, se está dando un giro a la gestión económica que trata de corregir el rumbo de las debilitadas arcas locales y conseguir atender el pago de los 800.000 euros que deben a los trabajadores municipales en concepto de horas extras.

-Las advertencias de su presidente insular, Asier Antona, sobre un cambio de postura del PP en el marco de los pactos locales con el PSOE en base a un posible acuerdo entre progresistas y nacionalistas en el Cabildo ¿afectaría al pacto en el Ayuntamiento capitalino?

“No, en absoluto. No me consta esa advertencia en lo que se refiere al Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma. Hemos firmado un pacto de Gobierno con el Partido Socialista que está funcionando perfectamente, que da estabilidad a Santa Cruz de La Palma y que debe permanecer durante toda la legislatura”.

-Entonces, ¿las cosas van razonablemente bien?

“Somos un grupo de once personas y tenemos que trabajar en colaboración en todas las áreas, sobre todo en estos primeros meses. El entendimiento entre nosotros es bueno. Todos los concejales intentamos tener coordinación. Las pequeñas diferencias que pueden surgir en un grupo de trabajo recién formando se están resolviendo

-Esa firmeza con respecto a la estabilidad del pacto ¿está relacionada con la decisión irrenunciable que tomó en su momento de no pactar con el ahora exalcalde, Juan Felipe?

“Desde el momento en que la intención de pactar se traduce en un hecho real, en un pacto firmado, se trata solo de trabajar en beneficio de los vecinos. No cabe en la mente de nadie pensar en romper este pacto, sino en trabajar con cohesión en favor del interés general”.

-Usted es el concejal de obras y desde ese punto de vista se supone que hay cierta preocupación por los cambios que se van a producir en el frente marítimo y en los aparcamientos por el inicio de las obras de la playa.

“Quizás este sea uno de los mayores quebraderos de cabeza que hemos tenido porque hay que paliar los inconvenientes de cara al inicio de esas obras. Tendremos que desalojar los aparcamientos ganados al mar y eso genera inconvenientes muy grandes. La actuación del nuevo grupo de Gobierno está encaminada a habilitar nuevas bolsas de aparcamientos y a regular el incremento de la zona azul para que se produzca una rotación que favorezca el comercio dentro de la ciudad. Con las asociaciones empresariales hemos establecido un plan para que los ciudadanos conozcan cuáles son las circunstancias que se van a dar y para que estén orientados a la hora de aparcar. También planteamos el incremento del uso del transporte público. Santa Cruz de La Palma está llamada a ser una ciudad mucho más peatonal, y eso tendrá que asimilarlo el ciudadano”.

-Entre sus responsabilidades está urbanismo. ¿Será una prioridad la aprobación del Plan General para que se convierta en una herramienta más de desarrollo de la ciudad?

“El Plan General está remitido a la Cotmac, que tendrá que dictar de forma definitiva su aprobación si procede. Lo que ocurre es que el plan del casco histórico se remitió posteriormente y eso requiere un esfuerzo por parte de los técnicos. Cuando llegamos al grupo de Gobierno, la primera gestión fue la remisión de los informes de los planes sectoriales del plan para contar con los informes de otros organismos como el Cabildo. Estamos haciendo un seguimiento para intentar su agilización y su aprobación”.

-Va a tener los últimos dos años de la alcaldía y no sabemos si piensa en encauzar algún tema, liderar alguna acción en ese último período del mandato.

“Somos un equipo que está formado por dos grupos políticos distintos que trabaja como una sola unidad. Esa es la pauta que debemos seguir hasta el final de la legislatura. Que Sergio Matos sea ahora el alcalde o lo sea yo más tarde creo que va a ser puramente representativo en lo institucional, pero el trabajo del día a día seguirá igual”.

-La situación económica es precaria. ¿Qué limitaciones tiene para atender lo más urgente en materia de obras?

“Elaboramos un presupuesto de cara a este mismo año, en el mes de julio. Tenemos que hacer un plan económico financiero que nos permita gestionar el Ayuntamiento de una forma más racional, con fórmulas para el ahorro porque nos encontramos en una situación económica muy precaria e imposibilitados para atender a los proveedores que día a día tocan a las puertas del Ayuntamiento para cobrar; además, tenemos que dar prioridad al pago de las nóminas como marca la propia ley. Para que se vean los resultados de estos cambios que hemos llevado a cabo, tendrán que pasar muchos meses, por lo que las situaciones actuales se tendrán que paliar con operaciones de tesorería a largo plazo, además de con la solicitud de un préstamo ICO. Para poder acometer obras públicas en el municipio, sobre todo aquellas en las que tiene que haber aportación municipal, vamos a tener serias dificultades. Lo prioritario es atender las deudas con los trabajadores, por lo elevado de las deudas en horas extras, algo que los tiene desmotivados. No vamos a dar una solución mágica pero estamos trabajando para solucionar ese problema”.

-Frente a las criticas por el exceso de los sueldos del grupo de Gobierno ¿qué argumentos plantea para explicarlo?

“Preparamos un equipo gestor que tenía su profesión en distintas empresas con retribuciones acordes a su capacidad de gestión. Lo que se intentó fue respetar que no hubiera una disminución de ingresos. Eso lo ha entendido la ciudadanía. Tener gente preparada para gestionar el Ayuntamiento de esta ciudad es algo que tenemos que transmitir. Cuando los vecinos vean que las cosas mejoran, entenderán que los sueldos están justificados”.