X
Candelaria

La Casa de Acogida Virgen de Candelaria cubre sus expectativas

   

NORBERTO CHIJEB | CANDELARIA

Cuarenta mayores -treinta y siete de ellos residentes- y muchos de sus familiares disfrutaron el sábado de la fiesta de aniversario de la Casa de Acogida Virgen de Candelaria, uno de los geriátricos más modernos de Tenerife que gestiona la Fundación Gerón -una empresa sevillana especializada en estos menesteres- y que es propiedad de la Fundación Canaria Santuario de Candelaria, de los padres dominicos.

La directora del centro, Esther Quijada Fumero, se mostró satisfecha del primer año de funcionamiento de la instalación, aunque “sólo tengamos la mitad de nuestras camas ocupadas”, en su condición de centro privado -el precio medio del residente alcanza los 1.575 euros- cambiará en breve porque “vamos a tener 94 plazas concertadas con el Gobierno de Canarias”, algo que corroboró el padre Jesús Mendoza, cuando manifestó que “en cuestión de semana llegaremos a un acuerdo con el Gobierno y el Cabildo para cerrar esas plazas”, a la vez que adelantó que se trabaja para que el centro disponga en breve de un salón de actos y una piscina o spa para un centenar de mayores, que están atendidos en el centro por un médico, tres enfermeros, nueve auxiliares de enfermería, un fisioterapeuta, un técnico socio-cultural, una trabajadora social, cuatro limpiadoras, un conserje, un gobernante y una directora que se esmera “por el bienestar de los mayores”.

Un esmero que se vivió en la fiesta de aniversario que animó la agrupación folclórica Antón Guanche, la comparsa Tropicana y el cantante Fernando Santana, y que concluyó con la degustación de dos grandes tartas.