X
AUTOMOVILISMO > RALLYS DE REGULARIDAD

La Clásica de Tenerife enamora

   

Aspecto que presentaba la Avenida de San Telmo, en Puerto de la Cruz, a la llegada de la XI Clásica de Tenerife. | JAVI DÍAZ (WWW.MOTORCHICHARRERO.COM)

ÁLVARO DÍAZ | Puerto de la Cruz

El equipo formado por Luis y Luis David Alonso (padre e hijo) se adjudicó la victoria en la XI Clásica de Tenerife, prueba de rallys de regularidad destinada a vehículos construidos antes de 1980 y que con la organización del Real Automóvil Club de Tenerife finalizó en la Avenida de San Telmo de Puerto de la Cruz tras haber partido previamente del Parque García Sanabria de la capital santacrucera.

Los ganadores acumularon 47,3 puntos de penalización por los 55 de Francisco Romero y Óscar Brito, segundos con un BMW 2002, mientras Miguel Hernández y José M. Zerolo (Volvo 1800S) subieron al tercer peldaño del podio.

El rutómetro contó con tramos de regularidad como los de El Escobonal-Güímar, Arafo, Parador del Teide, Vilaflor, Granadilla, San Isidro-Granadilla, Costa Adeje, Vera de Erques-Guía de Isora, Playa San Juan-Guía de Isora, Chío-Guía de Isora, Arguayo-Santiago del Teide, San José de Los Llanos-El Tanque, La Montañeta-Garachico, Caserío El Mirabal Alto-Icod, Mirador de Garachico y El Tanque.

Entre los vehículos participantes se encontraban dos procedentes de Funchal, uno de ellos catalogado como verdadera obra de coleccionista, un Fiat 1110 TV Ghia, de 1955, del que sólo existen ocho unidades en el mundo.