X
Tinerfe Fumero

La columna Churchill

   

Apunte sobre Alpidio (1)

“La verdad es que no me siento un político profesional. Me presenté porque me lo pidieron y la gente ha respondido muy bien”, detallaba Alpidio Armas en conversación informal mantenida durante la noche electoral de las pasadas elecciones generales. Entonces, el desconocido candidato socialista sorprendió a todos imponiéndose en las urnas al joven valor nacionalista, Narvay Quintero, que finalmente obtuvo el acta del senador gracias al voto exterior. Ahora, la nacionalista Belén Allende ganó en las urnas, pero Armas preside el Cabildo con el respaldo del PP.

Apunte sobre Alpidio (y 2)

Antes de confirmar su candidatura al Cabildo por el PSC-PSOE, Alpidio Armas anunció que, si su hermano Javier encabezaba la lista de CC-AHI, él no se presentaría. Hay que aplaudir a quienes forjaron la personalidad de aquellos que anteponen los principios a los beneficios, como es el caso.

Apunte sobre Humberto

Su pareja sentimental ha confesado que lo engañó y lo drogó para asesinarlo. Nació en Tenerife y lo mataron en Madrid, pero no hay noticias de que el Ayuntamiento, el Cabildo o el Gobierno autonómico vayan a guardar un minuto de silencio por este crimen de género. Ahora lo llaman igualdad, pero el recuerdo para Humberto se posterga por su sexo.