X
LA LAGUNA

La Concepción recibe al Cristo

   

El obispo Bernardo Álvarez, junto a la imagen del Cristo, tras su descendimiento. / JAVIER GANIVET

J. F. J. | LA LAGUNA

La imagen del Santísimo Cristo descansa desde ayer tarde en la iglesia de La Concepción, después de procesionar desde su Santuario acompañado de centenares de fieles. Fue el colofón a una larga jornada, la primera del programa religioso de las fiestas grandes de La Laguna, que comenzó con la procesión caustral de entrada en el templo, siguió con una celebración eucarística a cargo del obispo Bernardo Álvarez y continuó con la tradicional ceremonia del Descendimiento y Besapié de la venerada talla.

Se notaba que ayer era un día especial en La Laguna y, desde bien temprano, muchos devotos se dieron cita en las inmediaciones de la plaza San Francisco de Asís, bien engalanada estos días. Un año más, el Santuario del Cristo se llenó de público para asistir a la homilía a cargo del prelado que tradicionalmente abre esta jornada. Entre los presentes estaba el alcalde de la ciudad, Fernando Clavijo, junto a varios representantes más del actual equipo de Gobierno local.

Besapié

Tras el descendimiento del Crucificado lagunero desde su hornacina de plata hasta el presbiterio, tuvo lugar el esperado Besapié de la venerada imagen y al reparto de agua bendita entre aquellos fieles que así lo solicitaron, para llevarla a enfermos y personas que no pudieron asistir. La parte musical de la función religiosa estuvo a cargo de la Coral Polifónica del Círculo de Amistad XII de Enero.

Ya por la tarde, el Cristo salió en procesión hacia la iglesia de la Concepción, donde permanecerá hasta el día 14, fecha del Retorno y día grande de las fiestas patronales. Como es costumbre, a su paso frente a la sede del Orfeón la Paz, la coral Gaudium Cordis, dirigida por Marcos González, interpretó una de sus obras. Un año más, numeroso público acompañó a la imagen durante su recorrido por las calles del casco histórico.

[apunte]

Comienza el solemne Quinario

El obispo de Osma-Soria, Gerardo Melgar Viciosa, es el protagonista este año del solemne Quinario del Cristo. Desde ayer y hasta el próximo martes, día 13, es el encargado de acompañar al prelado nivariense, Bernardo Alvarez, en la celebración de las eucaristías que tienen lugar a diario, a partir de las 20.00 horas, en la iglesia de la Concepción, sede catedralicia provisional. La parte coral del Quinario corre a cargo esta vez del Coro Epifanía, bajo la dirección de María Vianney Contrera Díaz. Estos días se celebra, además, el séptimo aniversario de la ordenación episcopal de Bernardo Alvarez. Antes, el pasado julio, había cumplido 35 años como sacerdote.

Por su parte, el palenciano Gerardo Melgar Viciosa es miembro de la subcomisión Episcopal para la Familia y Vida y desde 2008 ejerce como Obispo de Osma-Soria. Gerardo Melgar Viciosa también estará presente en la eucaristía del próximo día 14, previa a la procesión del Retorno al Santuario del Santísimo Cristo. Hasta entonces, la mayor plaza de la ciudad será escenario de diferentes actos populares, incluida también la festividad en honor al Crucificado lagunero. Esta noche, a partir de las 21 horas, será el turno del concierto Timpluras, a cargo de Benito Cabrera y su orquesta de timples. Mañana, domingo, le tocará a la Batalla de las Flores.

[/apunte]