X
La Palma

La crisis desencadena el cierre de la Fundación Princesa Ica

   

DAVID SANZ | SANTA CRUZ DE LA PALMA

La Fundación Canaria Princesa Ica ha decidido cerrar las puertas tras una década trabajando en la formación de más de 3.000 palmeros que, durante este tiempo ,se han beneficiado de la oferta educativa de esta entidad sin ánimo de lucro. La restricción de las ayudas, derivadas de la crisis económicas, ha sido el detonante de esta “triste” medida que confirmó ayer su responsable, Teresa Rodríguez.

“Ha sido una decisión difícil de tomar pero la situación no se puede prolongar”, lamentó Rodríguez, quien explicó que las acciones formativas que se están desarrollando o están programadas para este año se mantendrán hasta el 31 de diciembre, fecha en la que concluirá su actividad. Sin duda, esta Fundación ha contribuido a fomentar la formación de los palmeros. Una de sus características es que los cursos se realizaban por los municipios, lo que facilitaba la participación de la población que vive en zonas más alejadas. Hitos como el máster de técnico en Prevención de Riesgos Laborales, que dio lugar a la creación del primer y único colegio profesional que existe en Canarias para estos especialistas, han marcado su labor en la isla de La Palma. Teresa Rodríguez recalca que la práctica totalidad de las personas que hicieron este máster están hoy en día trabajando en el sector.

Recorte de ayudas

La mayor parte de los cursos que organizaba esta Fundación eran a través de las dos universidades canarias o de la Escuela de Servicios Sociales y Sanitarios de Canarias. Sin embargo, con la agudización de la crisis, los fondos que se destinaban a esta entidad para la realización de los cursos se están remitiendo al Icfem (Instituto Canario de Formación y Empleo), donde se atiende las necesidades formativas de las personas que están en desempleo. La falta de proyectos y de recursos de la Fundación, que requiere de unos recursos fijos para hacer frente a los gastos en infraestructuras y personal, les ha obligado a tomar la decisión de cerrar el centro. Con todo, Teresa Rodríguez quiso manifestar su agradecimiento al equipo docente que ha colaborado con la entidad, incluso en muchas ocasiones “aportando su formación sin ánimo de lucro por colaborar con una Fundación sin intereses económicos”.

En lo que resta de año, la Fundación está realizando cursos de Formador de Formadores, Metodología Didáctica, Monitor en Educación Infantil, Psicomotricidad infantil, Psicomotricidad en la Tercera Edad, Auxiliar Sanitario y Monitor Deportivo. Una muestra del “granito de arena”, como señala su responsable, que esta entidad ha estado aportando a la sociedad palmera.