X
LA PALMA >

La imagen del viajero

   

Saúl Santos, uno de los grandes fotógrafos de viaje. | DA

DAVID SANZ | Fuencaliente

La fotografía de Saúl Santos (Fuencaliente, 1979) te traslada a lugares imaginarios en los que una naturaleza desbordante aguarda a los viajeros que se atreven a seguir sus andanzas, especialmente por las tierras de Chile y Argentina, sus dos países fetiche. Sin embargo, no olvida sus raíces, Fuencaliente, la tierra donde le aguardan su familia y amigos, de la que reconoce que “cada vez me cuesta más salir, quizá porque ya me estoy haciendo un poco mayor”. Saúl Santos es hijo de Juan José Santos, otro de los grandes fotógrafos palmeros que ha retratado la naturaleza insular como pocos.

No obstante, la vocación del pequeño de los Santos no es heredada, aunque después haya compartido con su padre la sensibilidad por este arte y diversas publicaciones. Fue tras terminar sus estudios de Decoración en Formación Profesional, cuando una profesora de la Escuela de Arte de Santa Cruz de La Palma lo animó a que hiciera el módulo de Fotografía.

“A raíz de entrar en un laboratorio de blanco y negro, experimentando entre los químicos y los papeles, y ver cómo surgía de ellos una imagen cuando comencé a sentir la vocación por la fotografía”, nos comenta este fuencalentero, que además no pierde ocasión cada vez que tiene oportunidad de bailar con uno de los grupos folclóricos de más solera de La Palma, Echentive.

Tras esta primera etapa, Saúl Santos comienza a trabajar en el mundo del periodismo en La Palma. Pero, inquieto por abrir horizonte y mejorar sus expectativas profesionales, marcha unos años a Tenerife donde realiza varios máster especializados.

Todo fotógrafo debe haber experimentado con los químicos y el papel”

De allí dio el salto a Madrid, donde estudia en el Centro de Estudios del Vídeo y la Imagen (CEV) técnico en grado superior en Fotografía Artística, así como en Lectura de la Imagen. Saúl Santos, pese a su juventud, ha sido de los fotógrafos que han tenido que vivir la transición del papel al formato digital. “Creo que todo fotógrafo debe haber experimentado con químicos y el papel. Quienes no tuvieron esa suerte disparan y disparan a todo lo que ven, sin pararse a hacer algo más creativo. El papel te obligaba a ser más exigente con lo que hacías”, comenta.

En la Península comienza a colaborar con diferentes publicaciones y viaja por todo el país. Pero será en 2007, a su llegada a Argentina, cuando descubre su auténtica pasión, “la fotografía de viajes”. Desde Buenos Aires se mueve por el continente. Recorre Brasil, Chile, Uruguay, Perú, Bolivia, para hacer diferentes reportajes, centrados en La Patagonia y la Cordillera de Los Andes.

Publicaciones

Sus trabajos han ilustrado periódicos como El País, El Mundo, ABC, La Vanguardia o Clarín y revistas como Visión Salvaje, Viajes, de National Geographic, Lonely Planet, GEO, Viajeros, Natural, Integral, El Mundo de los Pirineos, Ronda Iberia, Oxígeno, Más Viajes, Turismo y Aventura. Digital Camera, de Inglaterra; Ateko de Polonia; Unike Imagen, de Taiwán, Popular o Photography & Imaging, de Nueva York, entre otras publicaciones extranjeras.
A finales de este mes de septiembre, Saúl Santos volverá a coger la maleta, esta vez rumbo a Chile, donde le espera un crucero muy exclusivo para captar las imágenes con la que la empresa quiere promocionar su producto. Es más que probable que luego marche a la Antártida.