X
semana de la movilidad > apuesta por los vehículos sostenibles

La Isla estrena su primer punto de recarga para vehículos eléctricos

   

El punto de recarga se encuentra en la zona de residencial Anaga, en la capital tinerfeña. | ACFI PRESS

EFE | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Tenerife cuenta desde ayer con el primer punto de recarga para vehículos eléctricos de la vía pública, un servicio que en la actualidad no tiene demasiada demanda porque en la Isla no circulan coches que funcionan por completo con electricidad, pero que en el futuro será un elemento más de las ciudades.
Uno de los mayores problemas de los coches eléctricos es la poca autonomía que tienen, 150 kilómetros de recorrido con la carga completa, por lo que será necesaria la instalación de este tipo de infraestructuras, aunque los usuarios también podrán recargar las baterías de sus coches enchufándolos en las tomas de corriente tradicionales.

Estas cuestiones se plantearon ayer durante la inauguración de esta instalación en la capital tinerfeña, primera en Tenerife, y segunda de Canarias, ya que hay una en Gran Canaria. Durante el acto “simbólico” de inauguración, porque el nuevo punto no tendrá todavía una gran actividad, el director general de Endesa en Canarias, Pablo Casado, afirmó que el vehículo eléctrico es “clave” en las estrategias de la compañía, que pasan por “eficacia energética y sostenibilidad”. Casado añadió que el impulso del vehículo eléctrico y el desarrollo de infraestructuras de recarga forman parte de los planes de eficiencias energética y están recogidos en el Plan Estratégico de Sostenibilidad 2008-2012.

El primer punto de recarga, añadió el dirigente de Endesa, persigue no solo hacer visible la apuesta por la movilidad eléctrica, sino promover además la investigación sobre múltiples aspectos de esta tecnología y analizar el impacto de la introducción del vehículo eléctrico en las redes eléctricas de las Islas.
La consejera de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Margaritas Ramos, resaltó la importancia de en los próximos años se produzca un progreso gradual e imparable en el cambio de los actuales sistemas de transporte.