X
Santa Cruz

La lentitud burocrática enfrenta a los propios taxistas

   

DIARIO DE AVISOS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El abogado de la Asociación Tele Taxi Isla de Tenerife (ATTIT), José Miguel Morín Hernández, ha puesto en conocimiento de los órganos de Gobierno del Ayuntamiento de la capital “la grave omisión que, en las funciones de control de legalidad en el sector del taxi, vienen haciendo los técnicos municipales”, informó la asociación en un comunicado.

Estas irregularidades, que han sido denunciadas por la Policía Local y por la propia asociación “por hechos notorios y suficientemente probados llevados a cabo por titulares de licencia de autotaxi y asalariados”, han sido motivo de controversia entre las diversas organizaciones que conforman la mesa del sector.

Por ejemplo, la Unión de Trabajadores Autónomos del Taxi (UTAT) indica en una nota de prensa que las acusaciones de la Asociación Tele Taxi, que denunció recientemente que existen alrededor de 200 denuncias por irregularidades cometidas por taxistas, “están fuera de lugar”. “No se trata de llamar a los compañeros borrachos, drogadictos o que no tienen los papeles, ya que esto perjudica seriamente la imagen de nuestro sector de cara al publico”, añaden.

Discrepancias

La UTAT considera que el proceder de ATTIT ha sido “unilateral”, mientras esta última afirma que “no es cierto que exista enfrentamiento entre los taxistas ante el incumplimiento de las normas por parte de algunos”. Según su presidente, Víctor Melián, “en general, somos mayoría los conductores con licencia y asalariados que llevamos a rajatabla las reglas”.

La Asociación Isla de Tenerife insiste en que las denuncias “no son tramitadas por parte de los técnicos municipales del departamento de Servicios Públicos, quedando en el olvido y en el cajón del funcionario”. “La intención de la Asociación -destaca- es conseguir que todos los taxistas y asalariados del municipio se les aplique las mismas reglas de juego, sin arbitrariedades ni trampas o dejaciones, a la hora de hacer cumplir la legislación vigente”. El colectivo argumenta que esta medida no solo evitará “la discriminación entre los taxistas” , sino que afecta a “un servicio público, donde la seguridad de los ciudadanos y la calidad debe ser nuestra prioridad”. Lejos de polemizar con el sector, tanto Víctor Melián como José Miguel Morín, aclaran que de lo que se trata es que el colectivo cumpla con las ordenanzas.