X
SOCIEDAD >

La lucha contra el olvido

   

ÁNGELES RIOBO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Tenerife (Afate) está constituida por 834 socios y cada mes atiende a unas 350 personas afectadas por esta enfermedad mental. La asociación, fundada hace 16 años por Isidro Rodríguez, con el objetivo de ayudar y agrupar a los familiares y afectados por una patología, casi desconocida en aquel momento, que afectaba a su mujer, ultima ya los preparativos para la celebración del día mundial de esta enfermedad degenerativa, el próximo 21 de septiembre.

“El objetivo de nuestras actividades es seguir concienciando a la población de la Isla sobre la importancia de conocer esta enfermedad que cada vez afecta a más personas”, afirma Manuel Negrín, presidente de Afate, quien informa de que, a día de hoy, la asociación se encarga tanto de actividades divulgativas que ayudan a ofrecer un conocimiento más amplio de la enfermedad, a aportar asesoramiento a las familias para facilitarles el día a día con los enfermos, y a ofrecer un tratamiento especializado para mejorar la calidad de vida de los afectados.

25.000 personas en Canarias

Negrín recuerda que cada vez la cantidad de personas que sufren de alzhéimer es mayor. Se estima que en Canarias hay unas 25.000 personas con demencia y unas tres cuartas partes tienen la enfermedad. El representante destaca, además, la importancia de desterrar las ideas preconcebidas con respecto a la enfermedad. “El alzhéimer no es una enfermedad de viejitos”, señala para afirmar que en sus centros acuden varios usuarios que tan solo rondan la cuarentena y que trabajan.

No existen fármacos para frenar el alzhéimer. La estimulación cognitiva se perfila como el único tratamiento capaz de ralentizar el proceso degenerativo que causa la enfermedad. Por este motivo, la asociación ofrece a los usuarios este tipo de tratamiento del que se ocupa un equipo de psicólogos, asistentes sociales, psicoterapeutas y demás personal especializado. La estimulación cognitiva se practica en su sede principal, situada en el barrio de La Candelaria, en su centro terapéutico de Añaza, así como en sus dos centros de día, ubicados en Los Gladiolos y en Valle Tabares, en los que se atienden a 90 personas.

El servicio de atención domiciliara es otro de los apoyos que ofrece Afate. Consiste en efectuar tanto labores de acompañamiento a los enfermos en su propio domicilio, como de servicios de fisioterapia, logopedia e intervención familiar. “De hecho, lo primero que hacemos es una valoración propia con un psicólogo y una reunión con los familiares para informarles y orientarles sobre los cuidados y pautas a seguir con enfermo en entorno familiar”, explica el representante de Afate.
A pesar de atender a un alto número de personas en la Isla, Negrín resalta que casi un centenar de personas se encuentran en lista de espera para poder recibir la estimulación cognitiva sólo en el área metropolitana. Y, dada la demanda el centro se encuentra a la espera de poder disponer de un nuevo local en La Laguna.