X
SANIDAD >

La ministra de sanidad alerta del peligro de “banalizar” el consumo de drogas

   

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, durante su discurso. | EFE

EFE | Bilbao

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha advertido este miércoles de que “banalizar” el consumo de drogas “es una actitud peligrosa” y ha evidenciado que la realidad de dicho fenómeno se caracteriza en España por “los consumos lúdicos” y “la baja percepción del riesgo” que entraña.

La ministra ha inaugurado en Bilbao un congreso organizado por la Fundación Ayuda contra la Drogadicción (FAD), que durante tres días analizará la evolución y relación entre familia, adolescencia y drogas. El acto ha estado presidido por la reina Sofía, quien sólo ha pronunciado las palabras de inauguración, sin discurso.

La conferencia inaugural ha corrido a cargo del presidente del Consejo de Administración del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, Joao Castel-Branco Goulao, quien ha afirmado que la crisis económica lanza nuevos desafíos en la lucha contra la droga, ya que las personas afectadas por las dificultades recurrirán al consumo o al tráfico a pequeña escala para subsistir.

Como oyentes de esta conferencia se encontraban el lehendakari, Patxi López; el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna; el presidente de la FAD, José Ángel Sánchez Asiaín, y el rector de la Universidad de Deusto, Jaime Oraá, quienes también han participado en el acto inaugural.

En dicho acto, la ministra de Sanidad ha dibujado una realidad en España de “policonsumos” de drogas y “consumos lúdicos y recreativos”, con “una baja percepción del riesgo” por parte de personas “integradas social, familiar y laboralmente”.

Pajín ha considerado que, sobre todo dirigido a los menores de edad, se debe reforzar el mensaje de que, sin llegar a la adicción, el consumo de drogas “tiene efectos adversos para la salud pública y social de quien consume”.

Ha destacado también el papel de las familias en la prevención y ha afirmado que apoyarlas en este objetivo es “una exigencia recogida en la Estrategia Nacional sobre Drogas y en su desarrollo a través de su primer Plan de Acción”.

Por su parte, el lehendakari López también ha abogado por la prevención en este ámbito, por educar y concienciar a la juventud y por desmitificar el tiempo de ocio “unido al consumo” de alcohol y otro tipo de drogas.

El congreso, que se desarrolla bajo el título “Familias, adolescentes, drogas”, con la colaboración del Ministerio de Sanidad, el Gobierno vasco y el Instituto Deusto de Drogodependencias, ha comenzado con la conferencia del experto portugués Joao Castel-Branco Goulao.

Goulao ha alertado de que la nueva realidad que surge de la crisis económica puede conducir a retrocesos en la evolución positiva registrada en los últimos años en el consumo de drogas en Europa ya que las personas afectadas por esta crisis pueden tender a consumir sustancias, entre ellas los tranquilizantes, para intentar mitigar sus problemas.

El aumento del paro también puede llevar al tráfico de sustancias a pequeña escala como una actividad que permita sobrevivir al desempleado, y, por último, se producirán recortes en los presupuestos de la lucha contra la droga, según ha explicado.

El responsable del Observatorio Europeo de Drogas también ha instado a reflexionar sobre la legalización de las drogas ya que, según ha subrayado, “la guerra” contra estas sustancias “mata mucho más que el consumo de drogas”, principalmente en países como México y Colombia.

La solución a este debate, según ha dicho, debe ser global, y ha recordado que la drogas ilegales causan problemas y las legales, “también”.

La lucha contra el consumo de alcohol en los jóvenes logra un acuerdo social

La lucha contra el consumo de alcohol en los jóvenes ha logrado un acuerdo social de todos los sectores implicados en este ámbito, como ONG, empresarios, partidos políticos, asociaciones de padres, consumidores y medios de comunicación.

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, presidirá este juevesla firma de este acuerdo, en el que participan la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Nuria Espí, y miembros de la Comisión Mixta Congreso-Senado para el estudio del problema de las drogas.

La iniciativa será suscrita por empresarios del sector (FEBE, AESI y FEDEJEREZ), la Federación Española de Hostelería, la Asociación de Grandes empresas de Distribución (ANGED), sindicatos y por las organizaciones Proyecto Hombre, Cruz Roja, FAD, Fundación Alcohol y Sociedad, Atenea y RIOD.

También apoyan el acuerdo, las asociaciones de padres CEAPA y CONCAPA, el Consejo de la Juventud de España, la Federación de Alcohólicos Rehabilitados de España, el Consejo General de Colegios de Educadores Sociales, la Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria y asociaciones de consumidores y de medios de comunicación.

Durante su intervención ante la comisión parlamentaria para el Estudio del Problema de las Drogas, la ministra de Sanidad propuso, el pasado 14 de junio, un consenso general “en torno a uno de los principales problemas planteados para la salud pública”.

“Lo alarmante no es sólo la temprana edad en el consumo de alcohol, sino que el consumidor cada vez consume más; hay jóvenes que ya bebían y que cada vez beben más”, dijo Pajín, quien planteó la necesidad de “luchar contra una permisibilidad de la sociedad, que ha bajado la guardia en este ámbito”.

El portavoz del PP en esa comisión, Ángel Pintado, ha destacado, en declaraciones a Efe, la importancia de este acuerdo por la implicación de sectores como el de los productores, distribuidores y vendedores de bebidas alcohólicas, junto al ámbito educativo, entre otros.

“El PP no está por el prohibicionismo; hay que fomentar medidas para que, de forma responsable, se implique toda la sociedad en su conjunto”, ha dicho.