X
asesinato de un tinerfeño en colmenar viejo

La obsesión de Paca por Humberto se perfila como causa del crimen

   

TINERFE FUMERO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

La incapacidad de Paca para asumir que su relación sentimental con Humberto había entrado en una vía muerta se perfila como probable móvil de lo que la Guardia Civil considera asesinato del tinerfeño a manos de ella, crimen que tuvo lugar en la madrugada del pasado domingo al lunes en el pavoroso incendio que asoló una vivienda de una urbanización de Colmenar Viejo, en la comunidad madrileña. Además, el hallazgo de una importante cantidad de dinero en metálico en la casa, cifrada por fuentes cercanas a la investigación en unos 50.000 euros, refuerza la tesis de que Paca habría intentado quitarse la vida estrellándose intencionadamente contra un camión después de prender el fuego.

Por lo respecta a la obsesión de ella por evitar que la ruptura se consolidase -un esquema claro de la violencia de género salvo por el cambio de sexos-, son numerosos los testimonios recogidos entre familiares y amigos de la víctima que detallan tanto la insistencia de ella porque Humberto, un granadillero de 45 años de edad, aceptase retomar la convivencia de la pareja en Madrid, como las reticencias de éste al respecto.

Como recordarán los lectores, es la propia madre del fallecido, Tita, vecina especialmente apreciada en Granadilla, quien explicó a DIARIO DE AVISOS que Humberto retornó hace poco más de un año a la casona familiar ante las escasas expectativas de lograr un puesto de trabajo en Madrid y los problemas por los que pasaba la pareja.

Sin embargo, Paca siguió llamando a su novio para intentar convencerle de que volviese a la vivienda de Colmenar Viejo, al punto que visitó Tenerife en varias ocasiones, incluso con motivo de las recientes Fiestas de San Antonio, celebradas en julio pasado.

Las insistencias de la mujer no terminaban de convencer a Humberto, tal y como repiten familiares y amigos de la víctima, ni siquiera por el hecho de que resulta evidente que ella tenía recursos económicos para sostener a la pareja por sí sola. Lamentablemente, cedió al fin el chasnero y, a pesar de que no tenía previsto el desplazamiento, cogió el vuelo de las c uatro de la tarde del pasado domingo con destino a Barajas. Horas después fallecería a cuenta del incendio.

No huía

Por lo que respecta al dinero, las fuentes aludidas recalcan que Paca guardaba en casa una pequeña fortuna que, sin embargo, no llevó consigo cuando se marchó de la misma justo antes de que una potente explosión alertara a los vecinos de la tragedia.

Tal detalle respalda la primera impresión de los guardias que intervinieron en el accidente de tráfico sufrido por Paca en la A-1, a la altura del kilómetro 54, cuando se estrelló con su vehículo contra un camión y dio varias vueltas de campaña.

A consecuencia de ello permanece en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, bajo custodia dado que está arrestada.