X
educación >

La paz laboral y los recortes marcan el nuevo curso

   

El gasto medio es de 280 euros por niño en un colegio público y 800 en los privados. / DA

INMA MARTOS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Hoy abren las puertas a sus alumnos los centros de Infantil y Primaria de las Islas, y aunque hasta ayer quedaban algunos detalles por concretar, todo apunta a que el nuevo curso en general tendrá mejoras respecto al anterior, al menos, para lo que queda de año. El nombramiento de algunos profesores de Primaria y otros de Secundaria que tiene previsto el comienzo de las clases el próximo día 13, o la resolución de las comisiones de servicios para el cambio de centro de algunos maestros y profesores son algunas de las tareas pendientes, según afirmó el portavoz de Anpe, Pedro Crespo.

El portavoz del sindicato de profesores indicó no obstante, que “la buena sintonía que parece haber con los diferentes colectivos de la Educación en Canarias y el equipo de Gobierno harán más llevaderas las negociaciones futuras”. En cuanto al presupuesto para 2012, que el Gobierno de Canarias tiene previsto aprobar en octubre, el portavoz de Anpe dijo que “no puede haber más recortes ya que el año pasado ya se llegó al límite en la rebaja”. En ese sentido coincide con el Consejero de Educación , José Miguel Pérez, quien admite que “es difícil hacer más recortes de los que ya hay”. “Si comparamos, no obstante esta situación con la de hace tres años, podemos decir que se ha retrocedido bastante”, asegura el portavoz del sindicato.

Profesores y maestros en sus puestos, comedores escolares preparados, cuidadores de atención temprana contratados… lo cierto es que la organización de un centro escolar no es tarea fácil y menos, si se añade que muchos colegios tienen que hacer malabarismos con las plantillas porque están muy “requintadas”, según explica Pedro Crespo.

En algunos centros no saben cómo se van a cubrir las posibles bajas de personal que pudieran darse a lo largo del curso. Para Ascensión Tejera, orientadora de Primaria y Secundaria, la sustitución de las bajas y los días de asuntos propios por parte de otros profesores del centro, no solo tiene repercusión en la calidad de la Educación, sino que afecta directamente en la atención que se presta desde los colegios e institutos a los alumnos con dificultades específicas como el idioma o el aprendizaje, la detección y la prevención del fracaso escolar.

En definitiva, “si todo se va en sustituir a los profesores que faltan, como pasó el año pasado, no se puede avanzar en otros objetivos importantes”. Ascensión Tejera asegura que existe un retroceso en la Educación, cuando debería ser en lo más que se avanza. Pedro Crespo asegura asimismo, que “sin recursos humanos es muy complicado llevar a cabo todos los proyectos que ya se habían puesto en marcha en los centros y que se han tenido que dejar de lado.

Tampoco resulta sencillo para los padres el comienzo del curso desde la perspectiva del desembolso económico. Uniformes, material, libros, comedor, actividades extraescolares suponen un gasto en los hogares españoles de 260 euros por niño en un colegio público y de casi 800 euros en los centros privados. Compatibilizar los horarios del trabajo con los de los niños, en muchas ocasiones, provoca que el día a día sea una carrera de obstáculos para llegar a tiempo a todo.

Con respecto al inicio del curso escolar desde una perspectiva oficial, el Centro de Infantil y Primaria (CEIP) El Fraile, en el municipio de Arona, será el encargado de acoger hoy, a las 12.45 horas, el acto inaugural oficial del curso escolar 2011/2012 en la isla de Tenerife. Estará presidido por la directora general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa de la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad, Georgina Molina Jorge.

La inauguración del curso escolar 2011/2012 se realizará por primera vez de forma simultánea en todas las islas de la Comunidad Autónoma. Esta iniciativa responde al interés de la Consejería por lograr el mayor acercamiento a la realidad del inicio del curso escolar en cada isla y por recoger la apreciación de la misma a través de sus distintos responsables.

Asimismo, la Consejería informó de que el vicepresidente y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, se reunió ayer en la sede de la Consejería en Santa Cruz de Tenerife, con una treintena de inspectores de Educación de la isla de Tenerife para informarles sobre el inicio del curso escolar, y para trasladarles la relevancia de su labor en el sistema educativo y el espíritu de diálogo con el que el nuevo equipo de la Consejería afronta el nuevo año escolar.

José Miguel Pérez destacó su interés por conocer sus criterios dentro del proyecto de planificación escolar. A este encuentro asistió también la inspectora general de Educación, Constanza Falcón. Además, queda pendiente la reunión que los miembros del área de gobierno con las asociaciones de padres.

[apunte]

Objetivo: combatir el fracaso escolar

El nuevo equipo de la Consejería de Educación ha anunciado medidas con el fin de combatir el fracaso escolar, e incluso con el fin de recuperar alumnos que abandonaron los estudios. Para Juani Mesa, psicóloga de la Educación, estas medidas deben comenzar por la realización de un diagnóstico en el que participaran maestros, profesores, sindicatos y todos los sectores implicados en la educación de los alumnos. Juani Mesa indicó que la “educación es la garantía de la felicidad futura de toda una sociedad”. En este sentido, recordó que en el año 1998 se elaboró a través de la Unesco un estudio sobre cómo debería ser la escuela del futuro y de él se extrajo la conclusión de que las “cinco líneas básicas de la educación serían; aprender a pensar, aprender a convivir, aprender a hacer, a ser persona y a relacionarse, pero no se ha puesto en práctica”. “Los profesores se siguen formando en las universidades para reproducir unos conocimientos que al fin y al cabo están ahí al alcance de todo el mundo”, y prosiguió, “se sigue danto más importancia al aprendizaje de contenidos y no a cómo procesarlos con madurez y a que los jóvenes completen su formación con las herramientas suficientes para su desarrollo personal y con los demás.

Por otra parte, comentó que “el profesorado necesita ser apoyado y que se le dignifique, no sólo en los salarios sino en el respeto que se ha de tener a las personas que están educando y formando a nuestros hijos”. Además habló de la figura del orientador como imprescindible en los centros escolares porque ellos son capaces de detectar los problemas de forma prematura y dar las claves para que se solucionen”. En estos momentos la figura del orientador se limita a uno por cada tres centros y además, se han eliminado las horas de tutoría que son en las que los profesores, al margen del cumplimiento de unos objetivos en las materias correspondientes, pueden acercarse al alumnado y enseñarles otros valores fundamentales para la vida, asegura.

[/apunte]