X
ECONOMÍA >

Las asociaciones antitabaco reclaman más esfuerzo fiscal

   

DOMINGO NEGRÍN MORENO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Asociaciones como Nofumadores.org consideran una “afrenta” los bajos precios del tabaco en Canarias, en contraste con el mercado peninsular: una cajetilla de cigarrillos cuesta un euro de media en las Islas, frente a los cuatro del resto de España y los seis en otras partes de Europa.

El presidente regional de la mencionada ONG, Abel Román Hamid, argumenta que el Régimen Económico y Fiscal (REF) es “una cortina de humo que impide limitar los puntos de venta e incrementar los impuestos al tabaco”.

En los últimos 20 años, explica Hamid, “se han recaudado 300 millones de euros por este concepto”. Sin embargo, el Gobierno canario ha destinado 1.400 millones a gastos sanitarios derivados de esta epidemia”. En tales circunstancias, los no fumadores reclaman un aumento de los impuestos del tabaco para que Canarias deje de ser “un estanco de Europa y, al mismo tiempo, se acabe con la vergüenza social, política y humana de no aplicar las eficaces recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

Con todo su “batallón de investigadores”, comenta Abel Román Hamid, “la OMS fija tres parámetros que influyen directamente en la lucha contra la lacra”. Se refiere a las restricciones de la publicidad del tabaco, de los puntos de venta y al encarecimiento del producto. “Ninguno de ellos se cumple en Canarias”, denuncia.

Si bien la industria reconoce el “esfuerzo” del Ejecutivo canario, representantes de las multinacionales se quejan de que las “marcas excesivamente baratas” les están haciendo mucho daño.

Esas fuentes sitúan el origen de la guerra del tabaco en la “falta de un suelo fiscal”.