X

Las familias reducen gastos en alimentos, vestuario y transporte

   

DIARIO DE AVISOS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Hay que reducir gastos y, desde que comenzara a sentirse la crisis en el año 2008, el consumo de las familias españolas ha caído en picado. Así, en el año 2009 éste se situó en 11.365,19 euros, según fuentes del INE. El consumo privado fue uno de los puntales del crecimiento de la economía española durante los años 2003 a 2006; sin embargo, tras la llegada de la crisis, éste ha caído.

Según el analisis realizado por el departamento de Asuntos Económicos de la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE-Tenerife), los hogares han tenido que reducir su gasto y lo han priorizado en alimentos y bebidas no alcohólicas (del 16,42% al 14,18%), en bebidas alcohólicas y tabaco (2,27% a 1,82%), vestido y calzado (6,83% a 6,21%), mobiliario y equipo del hogar (6,12% a 5,08%), transporte (13,93% a 12,66%), enseñanza (1,08% a 0,89%) y en hoteles, café y restaurantes (10,41% a 9,05%).

Por su parte, aumentaron el gasto en vivienda, agua, electricidad y gas (25,02% a 28,23%), y en espectáculos, ocio y cultura (6,09% a 7,41%). En el primer caso, el incremento se debe fundamentalmente al incremento de las hipotecas y de los recibos del gas y la electricidad.

No obstante, dentro de este análisis realizado por la CEOE “el gasto en el año 2012 remontará con algo más de fuerza, ya que es probable que éste reciba el apoyo del mercado laboral, que se espera que empiece a dar señales sólidas de recuperación”. Ya en 2010, el gasto en alimentación se redujo hasta los 67.086,23 millones de euros. Por productos, uno de los mayores recortes en el consumo se produce en espumosos y cavas con denominación de origen, con unas caídas del 18,7% en valor y del 11,3% en volumen; se recorta también el consumo de azúcar (13,9% en valor y 6,6% en volumen) y de pan (11,4% en valor y 9,3% en volumen). Pescados y mariscos también registran notables descensos de consumo en hogar con caídas del 7,1% y del 9,7% en valor, respectivamente, y del 6,6% y 12,1% en volumen.

Por el contrario, las ventas de zumo y néctar se elevan un 5,5% en valor y un 10,4% en volumen; las de patatas congeladas un 5% en valor y un 11,8% en volumen; y las de frutas y hortalizas un 3,2% en valor y un 6,4% en volumen. El consumo de carne presenta un comportamiento desigual, con un incremento de las ventas de carne de pollo fresca del 4,9% en volumen; mientras que la de cerdo retrocede un 1%.