X
SANTIAGO DEL TEIDE >

Las monjas quieren seguir al frente del Hogar de Mayores

   

VICENTE PÉREZ
SANTIAGO DEL TEIDE

Las monjas de la congregación Marta y María llevan desde 1999 al frente del Hogar de Mayores Santa Gema, una residencia pública donde atienden con gran dedicación y humanidad a 24 jubilados de escasos recursos económicos. El pasado año llegaron a plantearse su marcha al no llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento para firmar un nuevo convenio, pero ahora, con la llegada del edil Inocencio Doble al área de Servicios Sociales, se ha producido un acercamiento y ambas partes confían en llegar a un entendimiento.

El asesor económico de estas religiosas, Alexis Gómez, explicó ayer que el problema radica en que el convenio actual, prorrogado en 2009 por diez años, “está obsoleto, pues sólo recoge la cesión del edificio por parte del Consistorio a la congregación para su uso actual, pero ahora es necesario que se reconozca esta prestación como servicio público, y se regule así su régimen económico, de visitas y de contratación de personal”.

La residencia, con 12 personas contratadas, “está infradotada económicamente” y sigue adelante gracias a que las monjas no cobran por consagrarse al cuidado de los ancianos día y noche. Deben sobrevivir con 116.000 euros del Gobierno canario, las aportaciones de los usuarios (que cobran pensiones no contributivas inferiores a 370 euros al mes) y las del Consistorio, que paga la luz, el agua y determinados gastos de mantenimiento (para este año el presupuesto municipal prevé 25.000 euros).

Las monjas celebran la receptividad mostrada por el nuevo concejal de Servicios Sociales a sus peticiones. De hecho, Doble asistió a un reciente encuentro entre familias y usuarios del centro que consistió en un almuerzo de convivencia en el parque recreativo Vicente Febles. Allí les trasmitió que el nuevo gobierno municipal “seguirá apoyando todas las iniciativas que la congregación de Marta y María realice en pro de los mayores”.