X
ATAQUE PIRATA > LIBERADO EL ‘MATTHEOS I’

Bilbao: “Lo que queremos es volver a casa y olvidar esta pesadilla”

   

Bilbao estará en España quizás el martes. / DA

DAVID SANZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

“Se fueron como vinieron”, así resumió Manuel Bilbao Baudot, primer oficial del Mattheos I, la liberación a primera hora de la mañana de ayer del petrolero que ha permanecido secuestrado 11 días en aguas del Golfo de Guinea. El marino de Tenerife, que no quiso entrar en detalles sobre el secuestro, aseguró en una conversación mantenida con DIARIO DE AVISOS vía satélite, que “lo pasamos mal, sobre todo los primeros días”. El trato por parte de los captores “dentro de lo que cabe, no fue malo”, según dijo, “todos los días nos amenazaban de una u otra manera”. Bilbao concluyó asegurando que “lo que queremos ahora es volver a casa y olvidar esta pesadilla”.

Un final feliz, después de 11 días de temor e incertidumbre, para los 23 marinos que componen la tripulación del petrolero, cinco de ellos españoles, que fueron secuestrados por un comando de 11 piratas, probablemente nigerianos, y para sus familiares que han vivido con angustia esta tensa espera.

Sobre las nueve de la mañana, Ana Palencia, esposa de Bilbao, recibía una llamada de la compañía y del Ministerio de Exteriores para anunciarle la liberación. El consuelo definitivo llegó dos horas después cuando pudo hablar con su marido, confirmándole lo que de verdad importaba, que se encontraba en perfecto estado al igual que el resto de la tripulación, salvo el segundo oficial, Edgar Anamaría, que recibió un golpe en la clavícula durante el asalto del que aún se está recuperando.

Todavía tendrán que esperar varios días para reencontrarse. Según informó la portavoz de la compañía, Sheena Campbell, a esta redacción, el barco se hallaba retenido en aguas nigerianas a 200 millas al sureste de Lomé, capital de Togo (el secuestro fue a 60 millas de la costa togolesa). Ahora, tienen por delante dos días de navegación hasta un puerto seguro, donde les harán una revisión médica completa y 24 horas después estarán en Madrid. Campbell aseguró que en la liberación no intervino la armada francesa. “Simplemente los dejaron marchar” y no quiso revelar el puerto hacia el que se dirigen al tratarse de un asunto “confidencial por seguridad”. Bilbao tampoco quiso desvelar hacia dónde se dirigía el barco por los mismos motivos.

Ana Palencia aseguró que había encontrado a su marido “muy animado”, un aspecto que este periódico pudo corroborar tras hablar con él, a pesar de lo que había vivido. “Me comentó que los primeros días fue peor y tuvieron mucho miedo porque había mucha tensión con los asaltantes”. “Solo hay que imaginarse a ese grupo de hombres como armarios apuntándote con una metralleta para saber lo que se puede sentir”, comentó.

Lo cierto es que, según nos relata Palencia, nada más hacerse con el barco, los piratas reunieron a la tripulación en cubierta, pidieron un listado de la misma y al primero que llamaron fue a Manuel Bilbao. “Lo llevaron al camarote y lo desvalijaron. Se llevaron el ordenador portátil, el teléfono móvil, etcétera. Al menos tuvieron el detalle de dejarle la tarjeta del teléfono”.

Los asaltantes se llevaron entre 5.000 y 10.000 toneladas de gasoil, de las 46.000 que transportaba. “Se ve que era una banda organizada, con experiencia, porque incluso, por lo que me ha contado Manuel, se ponían la ropa de oficial y de buzo para no llamar la atención si pasaba otro barco por la zona”.

Ana Palencia asegura que después de esta experiencia no le pondrá pegas a Manuel Bilbao para seguir navegando. “Siempre le he dicho que donde tú estés bien, también lo estoy yo, y ahora no voy a cambiar. Siempre ha querido navegar fuera, era la ilusión de su vida, y si quiere seguir haciéndolo no se lo voy a impedir”, relata.

Las campañas que realiza Manuel Bilbao desde que trabaja para la compañía Consultores de Navegación, hace unos dos años, le obligan a estar embarcado durante cuatro meses. En esta última tenía previsto regresar a su casa a principios de diciembre, cerca de Navidad. El suceso lo devolverá antes de esa fecha, como el mejor regalo anticipado.

El barco fue liberado por los piratas una vez se hicieron con parte del combustible que transportaba. / DA

[apunte]

Para no olvidar

Carmen Baudot, madre de Manuel Bilbao, manifestó en declaraciones a Efe que su hijo le comentó por teléfono que “han temido por sus vidas” Asimismo indicó que se encuentra “contento, pero agotado”. Manuel Bilbao Baudot le contó a su madre que durante estos días de secuestro la tripulación ha pasado mucho miedo porque ha tenido a “doce terroristas apuntándoles con una metralleta”. “Han pasado miedo todo el tiempo y han temido por sus vidas”, insistió. Saturnino Galán, hijo del oficial del barco Mattheos I, liberado este sábado tras ser secuestrado en Togo, ha hablado con su padre, quien le ha confirmado que la tripulación se encuentra bien, “pero que lo ha pasado mal”.

Saturnino Galán, hijo de otro de los marinos españoles que viajan a bordo del Mattheos I, dijo también a la agencia Efe que “están bien, pero que lo han pasado mal”. Agregó que, en estos momentos, aún no les han informado dónde se encuentra el buque, ni del puerto de destino y comentó que los tripulantes se ocupan ahora de las tareas de preparación del buque para la navegación.Finalmente, Saturnino Galán agradeció a todos los medios de comunicación y a la sociedad en general el interés que demostraron por la suerte de sus familiares.

Por último, el presidente de la Asociación Española de Técnicos Náutico-Pesqueros (Aetinape), José Manuel Muñiz, reclamó acciones políticas para resolver el problema de fondo. Muñiz rechazó que haya que “convivir con esta delincuencia” y apuntó que hay que “buscar maneras para combatirla, quizás con actuaciones como la del Índico”, que podrían basarse en la colaboración con los estados de la zona.

[/apunte]