X
ARONA >

Padres y alumnos del IES Guaza se niegan a las clases por la tarde

   

Los alumnos, ayer, frente a las puertas del centro, reivindicando las clases por la mañana./ NICOLÁS DORTA

NICOLÁS DORTA | ARONA

La situación se ha puesto tensa en el Instituto de Educación Secundaria (IES) Guaza, donde estudian 425 alumnos y dan clase 38 profesores. El centro fue cerrado por vía de urgencia desde el martes debido a problemas de seguridad en sus instalaciones. La orden fue de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias. Ayer, cientos de padres y estudiantes se concentraban a la puerta de entrada al instituto para protestar por lo que consideran una injusticia y una falta de previsión. Se niegan a acudir al IES Las Galletas y menos en horario de tarde. Esto supone un handicap para muchas familias y para la vida de los estudiantes, quienes deberán suprimir, al menos por dos meses, lo que duren las obras, sus actividades extraescolares. Ya no podrán ir a baile, a música, a idiomas o a deportes, se lamentaban ayer los adolescentes. A esto se le suman muchos casos de chicos que se quedarán solos por la mañana porque su familia trabaja. Así, en este asunto hay dos opciones: o asumir temporalmente el traslado e ir a clase en el IES Las Galletas o quedarse en casa. Aunque hay varias opiniones, parece por ahora que muchos alumnos y padres están dispuestos a lo segundo.

Molestia “tremenda”

“Sin duda se trata de un trastorno tremendo”, afirmaba ayer el alcalde de Arona, José Alberto González Reverón, que acudió al instituto en apoyo a los padres, aclarando que el problema “se ha generado desde la Consejería de Educación (que ordenó el cierre del centro), no desde el Ayuntamiento”.

Con megáfono en mano, por la mañana y rodeado de jóvenes, Reverón escuchó muchísimas reivindicaciones de estudiantes y madres, dispuestos a no ir a clase, a paralizar la mudanza de un centro a otro, con tal de que se solucione la situación.

Hasta ayer, a la mayoría de los afectados no les vale el IES Las Galletas, son demasiados cambios de horarios, demasiados contratiempos, y quieren que los trabajos se agilicen cuanto antes.

No han empezado las obras y por ello se pide a la Consejería que arregle los daños lo antes posible, “ya que los alumnos se quedan literalmente sin instalaciones para asistir a clases en horario de mañana”, dijo la secretaria a del AMPA, Carmen Rodríguez. Por su parte, los profesores, también afectados, se han limitado a cumplir las órdenes de la Consejería. La AMPA también advertía a Educación que los alumnos no irán clase con las condiciones actuales y que cada día habrá manifestaciones a las puertas del IES Guaza hasta llegar a un acuerdo.

Obras mal ejecutadas

El alcalde de Arona entiende que durante las obras ejecutadas en verano por parte de la Consejería de Educación, a las que se destinaron unos 80.000 euros para acondicionar el centro, “no ha existido una dirección correcta, de ahí radica el problema”, dijo González Reverón.

La falta de seguridad se localiza en la red eléctrica que cubre el techo, que se ha visto deteriorada después de las últimas lluvias, según explicó la Consejería. El instituto está construido con aulas modulares, que “en un principio estaban previstas para alrededor de tres años, y llevamos diez en la misma situación”, comentó una madre. “Que se depuren responsabilidades sobre quién hizo esta obra”, agregaron.

Medida de emergencia

La Consejería de Educación reiteró ayer que pocas cosas puede hacer al respecto, salvo llegar a una conciliación con la comunidad de padres y que éstos cedan a ir al IES Las Galletas. El cierre responde a “una medida de emergencia” que ha buscado “en todo momento la seguridad de los alumnos”. En su papel de garantizar la educación, pide paciencia e insiste en que “la seguridad de los alumnos está por encima”, aunque entiende el malestar de los padres por el cambio de horarios.
Ayer tarde, responsables de Educación se reunían con las AMPAS y el Ayuntamiento de Arona para dar salida al conflicto. La Consejería de Educación insiste en que la mejor solución por ahora es la que presenta y que intentará agilizar los trabajos en el IES Guaza para que los alumnos estén cuanto antes en su instituto. Hubo división de opiniones entre padres: algunos acataron los turnos de tarde en el IES Las Galletas y otros mantenían su postura inicial.

[apunte]

“¿Y mi hijo?”

Saida Al-Llal tiene un niño con déficit de atención e hiperactividad. Sus hijas se encargaban de cuidarlo durante las tardes, en la casa. Ahora por las mañanas habrá que buscar quién cuide de él, pues Saida trabaja hasta la una. “No creemos en eso de que las obras de reparación duren un mes y medio”, respondía otra madre, Fátima Salah.

[/apunte]