X
CANDELARIA

Los canes abandonados en la villa irán a la perrera de otra ONG en Güímar

   

DIARIO DE AVISOS | CANDELARIA

Apenas unas semanas después de la polémica por el desalojo de la perrera municipal que hasta ahora llevaba la asociación Addanca, el Ayuntamiento de Candelaria firmó ayer un contrato con la Asociación de Defensa de los Animales Abandonados (Adaa) para que se encargue de este servicio, en su albergue sito en Güímar.

La formalización del acuerdo entre el concejal de Sanidad, Javier Rivero, y la presidenta de Adaa, Ana María López Peñalver, supondrá, según el Consistorio, “la continuidad, la ampliación y la mejora del servicio , pues los animales tendrán mejores instalaciones”. El contrato tendrá vigencia por lo que resta de año, aunque el Gobierno local tiene intención de renovarlo “a través de la forma jurídica que corresponda”. Las arcas municipales aportarán este año 8.000 euros para atender a unos 60 animales, y 13.000 euros el próximo año, en que está previsto que se atienda a un centenar de canes.