X
Granadilla >

Los expertos exigen proteger las sismitas por su interés mundial

   

VICENTE PÉREZ | Granadilla

Las sismitas de El Médano, restos fosilizados del mayor terremoto conocido en Canarias, son únicas en el mundo y deben protegerse y divulgarse, por su interés científico internacional y su atractivo para un turismo especializado. Esa fue la conclusión de geólogos y biólogos en el I Foro Científico sobre la Reserva Natural Especial de Montaña Roja, celebrado el viernes en el hotel Médano, y del que saldrá un escrito en defensa de las sismitas que se remitirá al Ayuntamiento de Granadilla, al Cabildo y al Gobierno canario.

El catedrático de Ingeniería Geológica de la Universidad Complutense, Luis González Vallejo, explicó que las sismitas las creó un gran terremoto originado en una falla submarina, hace entre 3.000 y 10.000 años, que comprimió el terreno húmedo e hizo salir el agua en forma de volcanes de arena, de los que quedan las grietas y los tubos centrales. “Son únicas en el mundo por su excepcional estado de conservación”, explican. Wolfredo Wildpret, catedrático de Botánica de la Universidad de La Laguna (ULL), advirtió de que “Granadilla tiene en El Médano un recurso natural internacionalmente conocido que no se valora lo suficiente, un laboratorio de la naturaleza que requiere de una política seria y decidida, apostando por educar a la población”. Wildpret, galardonado con el Premio Canarias, señaló que cada año vienen a El Médano entre 10 y 12 expediciones de universidades alemanas.

Por su parte, el zoólogo Juan José Bacallado, presidente de la Asociación de Amigos del Museo de Ciencias Naturales, propuso crear una barrera natural en torno a las sismitas sembrando plantas propias del lugar que fijen la arena. A su juicio, este litoral “se encuentra en buenas condiciones en general”, aunque mostró su “miedo” a que el futuro puerto de Granadilla “corte la aportación de arena”.

Patrimonio mundial

Octavio Rodríguez, profesor de Botánica de la ULL, recordó la escala del navegante Magallanes en esta costa en 1529 durante su vuelta al mundo y apuntó que este paraje, pese a su clima subdesértico, atesora 136 plantas diferentes, 29 de ellas endémicas de Canarias. Asimismo, Juan Jesús Coello, geólogo del Consejo Insular de Aguas, calificó de “urgente y perentorio” proteger las sismitas porque “podrían ser patrimonio geológico mundial, como El Teide”, si bien cree “sin implicación de la sociedad civil, este objetivo es imposible”.

Por último, el biólogo José García, recordó que los pasos hacia la protección de El Médano, desde que en 1978 el pleno del Ayuntamiento acordó pedir al entonces Icona su conservación, hasta que en 1987 el Parlamento lo declaró, por ley, espacio protegido, y su posterior inclusión en la Red Natural de la Unión Europea. Entre las intervenciones del público, destacó la del concejal de Sí se Puede Antonio Cabrera, exedil de Medio Ambiente, quien propuso crear un centro de interpretación en El Cabezo y un foro internacional, que convoque un premio de investigación sobre El Médano.

El acto lo cerró el actual concejal de Medio Ambiente, Jacob Donate, quien asumió las conclusiones del foro: “Queremos identificar, proteger y educar”. El debate estuvo organizado por el Consistorio granadillero y la Asociación Amigos del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife, y fue moderado por el geógrafo José Juan Cano.