X
INMIGRACIÓN >

Los inmigrantes que llegaron en patera a Fuerteventura y pidieron asilo esperan recibir una respuesta esta semana

   

EFE | Las Palmas de Gran Canaria

Los inmigrantes que solicitaron refugio tras llegar a Fuerteventura en patera hace casi dos semanas recibirán en estos días respuesta sobre si se admiten a trámite sus peticiones y contarán con la asistencia de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) para seguir sus trámites.

Así lo ha confirmado hoy a Efe el coordinador regional de CEAR en Canarias, Juan Carlos Lorenzo, que ha explicado que en esta misma jornada se podría recibir respuesta sobre alguna de las primeras solicitudes presentadas y que las demás se tendrán que emitir en las jornadas inmediatamente posteriores, ya que el viernes se acabaron todas las entrevistas precisas para decidir si se admiten a trámite.

Lorenzo ha precisado que, finalmente, las peticiones de protección internacional que se han presentado son 23, ya que el grupo que viajaba en la patera lo formaban 28 varones jóvenes de origen magrebí de los que cuatro resultaron ser menores de edad y fueron puestos bajo tutela de la Dirección General del Menor del Gobierno canario, de acuerdo a lo previsto en la ley.

Todos los demás expresaron inicialmente su propósito de pedir refugio político u otras figuras de asilo internacional, si bien uno de los 24 renunció finalmente a solicitarlo a lo largo de la semana pasada.

La Brigada de Extranjería de la Policía Judicial comenzó a efectuar las entrevistas a esos inmigrantes la semana pasada, después de que fueran trasladados a Gran Canaria, adonde fueron enviados para ingresar en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Barranco Seco, desde Fuerteventura, el primer lugar en que tomaron tierra a su llegada a Canarias.

Ésta se produjo el pasado miércoles 24 de agosto, día en que fueron localizados en aguas frente a las costas de Fuerteventura de madrugada.

Una llamada por teléfono móvil hizo posible que fueran rescatados y conducidos a Fuerteventura por Salvamento Marítimo, ya que se habían desorientado y no lograban retomar el rumbo.