X
100 días de alcalde capitalino > proyectos para la ciudad

Los primeros pasos de Bermúdez

   

NANA GARCÍA | SANTA CRUZ DE TENERIFE

“Garantizar la estabilidad política en el Ayuntamiento” así como lograr “fines comunes para el interés general de los vecinos” de Santa Cruz de Tenerife fueron las bases sobre las que se cimentó el acuerdo para formar gobierno municipal firmado por Coalición Canaria (CC-PNC-CCN) y el Partido Socialista (PSOE). José Manuel Bermúdez Esparza cumple hoy 100 días en la Alcaldía de la capital tinerfeña, la ciudad donde tuvo “la fortuna” de criarse. Asumió este reto consciente de que se enfrentaba a uno de los mandatos más complicados del municipio en la etapa democrática, pero reforzado por el apoyo de la ciudadanía, de sus allegados y de los concejales de su grupo de Gobierno con los que ha comenzado a trazar un proyecto “sólido”, “fuerte” y comprometido con los vecinos. En una entrevista con DIARIO DE AVISOS, el actual regidor municipal hace balance de sus 100 primeros días en la alcaldía y vislumbra el futuro de Santa Cruz a través de los proyectos que espera realizar en estos cuatro años.

PGO: aprobado a final de año

El documento ha sido motivo de una gran contestación ciudadana. / FRAN PALLERO

La aprobación final del Plan General de Ordenación (PGO) de Santa Cruz de Tenerife tiene que tener lugar “en cualquier caso, antes de final de año”, afirma el alcalde, José Manuel Bermúdez.

La revisión de este documento, que a juicio de Bermúdez “es muy importante para dotar la ciudad de equipamientos”, comenzó a gestarse hace casi una década y ha sido objeto en los últimos años de gran controversia al entender, tanto representantes de varias formaciones políticas como la propia ciudadanía, que perjudica a un considerable número de familias santacruceras. Así pues, si bien “la rectificación y mejora del actual documento” es uno de los puntos clave del acuerdo de gobierno de  CC-PNC-CCN y PSOE,  con un plazo que no sobrepasa octubre, el alcalde explica que esta semana se han estudiado “cuáles son los plazos que también maneja el Gobierno de Canarias”, mientras “se está trabajando desde el punto de vista técnico para revisar el PGO, fundamentalmente en las cosas que pidió la Cotmac, pero también intentando estudiar aquellas que son susceptibles de revisión porque mejoran el documento”.

Entre ellas la figura del fuera de ordenación que, según Bermúdez, una parte se puede resolver a través de texto y otra con la modificación legislativa que se está tramitando en el Parlamento de Canarias, que cuenta con el consenso de todos los partidos.

Un nuevo modelo de gestión

El Parque Marítimo César Manrique reabrió sus puertas en pleno periodo de transición del Gobierno municipal tras las elecciones del 22 de mayo pasado, después de un “obligado” cierre por trabajos de rehabilitación y reformas. Superadas las cuestiones judiciales que paralizaron la explotación de las instalaciones, cuya gestión se tramitaba a través de un concurso público, la nueva Corporación municipal está estudiando  “un plan de viabilidad que permita seguir gestionándolo directamente”, anuncia José Manuel Bermúdez.

En este sentido, el alcalde recuerda que este complejo de ocio está administrado ahora mismo por “una empresa pública al 100%, cuyo accionariado está integrado por la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento” en materia de “actividades que tengan que ver con el ocio o el baño”. El Consistorio ha anunciado que mantendrá abierto en los meses de otoño e invierno el complejo con servicios reducidos. Pero para mejorar el rendimiento económico de las instalaciones, el alcalde ha dado instrucciones a la Gerencia de Urbanismo para  “modificar el Plan Especial” con el fin de que “en unos meses” las instalaciones puedan acoger “actividades que tengan que ver con eventos”.

Además, Bermúdez afirma que Puertos “cederá gratuitamente” la parte del complejo que le pertenece cuando lo “desafecte” del uso portuario.

La controversia del muro

Al igual que ocurría con otros asuntos de interés general en la capital tinerfeña, la remodelación del parque Cultural Viera y Clavijo dejará de estar bloqueada después de varios años de abandono y deterioro. Según anunció recientemente el Ayuntamiento, el Gobierno de Canarias será el encargado de redactar el proyecto de terminación del edificio principal y del teatro Pérez Minik, “e incluye todas aquellas cosas que se han encontrado ahora y que no estaban incluidas en el proyecto original ” según el alcalde. Mientras, el Consistorio se hará cargo de dar “ un lavado de cara” a los jardines  para el uso público mientras se efectúa la obra.

Pero José Manuel Bermúdez plantea que en los planes municipales existe “una duda, que seguramente generará debate”: eliminar el muro que rodea el recinto y sustituirlo por “otro tipo de cerramientos menos duros”. Esta solución, indica el alcalde, aportaría mayor “visibilidad” a esta zona verde al mismo tiempo que  “ sería mucho más limpio” que el muro actual.

Una solución intermedia

El edificio de aparcamientos no será derribado en su totalidad. / FRAN PALLERO

Uno de los grandes conflictos que ha sobrellevado Santa Cruz de Tenerife en los últimos años de mandato del anterior alcalde, Miguel Zerolo Aguilar, del que todavía existe un proceso judicial abierto, ha sido el proyecto de reestructuración de la playa de Las Teresitas ideado por el arquitecto Dominique Perrault y el edificio de aparcamientos y centro comercial conocido como el mamotreto.

El actual equipo de Gobierno ha puesto de manifiesto que no urbanizará la playa pero sí la acondicionará con medidas más efectivas y siguiendo lo pactado en el acuerdo firmado en junio: “Hacer cumplir la sentencia, restaurar la legalidad y aplicar el sentido común”, incide José Manuel Bermúdez.

Al respecto, el alcalde matiza que “a lo mejor la sentencia no dice claramente que hay que llevar a cabo un derribo total”, por lo que dentro de esos parámetros legales, el Consistorio cuenta con la posibilidad de “aprovechar parte del edificio” para el uso y disfrute “de los colectivos vecinales y asociaciones de la zona”.

El albergue, un asunto plural

La delicada situación de las personas en exclusión social que existen en el  municipio ha sido uno de los principales problemas con los que se encontró la actual Corporación de Santa Cruz de Tenerife, con el albergue municipal como epicentro.

Al respecto, José Manuel Bermúdez lo tiene muy claro, el Ayuntamiento tiene que solicitar “a otras instituciones” que colaboren y cooperen “con el único albergue de estas características que hay en la isla de Tenerife y que presta un servicio, no de carácter municipal, sino un servicio de carácter insular”. El incremento de la pobreza ca raíz de la crisis financiera mundial ha traído como consecuencia un considerable aumento de la demanda de ayudas sociales básicas en la capital.

Por ello, el alcalde recuerda que “el albergue es un servicio social especializado, al igual que un centro de mayores, un centro de día o un centro sociosanitario. Es decir, no es competencia municipal -reitera-, no le corresponde al Ayuntamiento ni financiarlo ni mantenerlo”.

Una protección necesaria

La nueva corporación ha agilizado los trámites para evitar situaciones como esta. / FRAN PALLERO

“Todo el mundo habla de que el de San Andrés es un problema de toda la vida pero no había sobre la mesa una hoja de ruta”. El alcalde de Santa Cruz de Tenerife cree que ha sido correcta la manera en que todas las instituciones se han implicado para ofrecer al enclave pesquero la protección necesaria contra la fuerza del mar en caso de oleajes extremos causados bien por mareas altas u otros factores.

Bermúdez destaca al respecto que tanto “los plazos” como los compromisos de las administraciones “se están cumpliendo”. Pero al mismo tiempo deja claro que su principal preocupación desde que ocurrieron las inundaciones en el barrio pesquero ha sido “estar con los vecinos” ya que, según explica, su forma de entender la política “tiene que ver mucho con la cercanía”.

“Vamos a tener varias recetas en este mandato  -advierte- trabajo, mucho trabajo, encarar los problemas de una manera seria y rigurosa y con sentido común, y mucha cercanía”. El caso de San Andrés, según el alcalde, ha tenido la misma solución que el Viera y Clavijo.

Terrazas de verano, una demanda real

“Ha sido una de las primeras cosas que hemos hecho desde que entramos en el Gobierno municipal”, advierte Bermúdez, quien añade que, a pesar de las críticas, solo aprecia beneficios en esta medida: “Le damos uso a un solar que ahora mismo no lo tenía; urbanizamos con dinero privado un terreno público; damos la posibilidad de que se creen puestos de trabajo ligados al mundo del ocio; y además instalamos terrazas de verano en Santa Cruz por tres años, cuando hacía cinco que no se podía disponer de ellas”.

Cabe recordar que la Gerencia Municipal de Urbanismo suspendió la pasada semana la apertura de plicas del concurso, que se reanudará estos días para estudiar las cinco ofertas y proceder a la adjudicación. “Al final las cosas hay que trabajarlas y creer en lo que uno hace para ver los resultados”, recuerda el alcalde.

Sí a la sinergia institucional

José Manuel Bermúdez, con el apoyo del grupo de Gobierno, ha abierto nuevas líneas de comunicación y colaboración con diferentes entidades y administraciones de ámbito público y privado (desde la Autoridad Portuaria, pasando por el Gobierno de Canarias y la Dirección General de Costas). Su objetivo, desestancar proyectos urbanísticos “importantes” para la ciudad y afrontar un periodo complicado desde el punto de vista económico a través de sinergias.

Un ejemplo de ello es la cooperación iniciada con el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Cardona, en materia cultural para “conseguir el máximo de programación al mínimo coste posible”.

Pero Bermúdez quiere también  “buscar la máxima coordinación” con otras instituciones como el Cabildo de Tenerife para poder hacer un uso conjunto de las infraestructuras en el municipio (TEA Tenerife Espacio de las Ates, Auditorio, Teatro Guimerá y museos) y facilitar a los productores las herramientas necesarias para llevar a cabo iniciativas de dinamización.

Precisa mejorar el cuidado

Con una inversión pública de más de 70 millones de euros, la obra del viario del Barranco de Santos -que conecta la avenida marítima de Bravo Murillo y el barrio de La Salud- se inauguró en junio del pasado año sin estar ejecutado del todo.

Según se anunció entonces, el proyecto, que comenzó a redactarse en 1994, está a la espera de acabar la última fase que consiste en el embellecimiento de fachadas, la construcción del dique de retención, la solera sobre una parte del cauce y la limpieza del resto del lecho hasta llegar a la roca. Estos trabajos no han sido ejecutados todavía. Sin embargo, el actual alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, afirma al respecto que “la obra del barranco de Santos está perfectamente terminada, otra cosa es que debamos parte del pago”.

En relación con el deterioro que ha sufrido esta obra en apenas 12 meses, el regidor municipal reconoce que “hay que mantenerlo mucho mejor” y avisa que también reforzará la vigilancia para controlar a los que no muestren una actitud “cívica”.

Cuatro piscinas públicas este mandato

Si bien el acuerdo de gobierno entre CC-PNC-CCN y PSOE  ha marcado la hoja de ruta de los 100 primeros días de mandato municipal en Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez recuerda que la Corporación tiene asimismo “otros objetivos” para mejorar la calidad de vida de los vecinos. Dotar a los diferentes barrios o distritos del municipio de “centros acuáticos y cívicos” es uno de ellos.

“La piscina hoy es un recurso social no deportivo, que mejora la oferta que en estos momentos tiene Santa Cruz”, explica el alcalde, quien aspira a construir “por lo menos cuatro o cinco” instalaciones de este tipo “en este mandato”. Las prioridades, según el plan urbanístico serán El Toscal, el distrito Salud La Salle y Tíncer, así como terminar la del Pabellón. Pero todo dependerá de la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación.

Nuevos contactos con el mar

En su empeño por abrir la ciudad al mar, en apenas cinco semanas de mandato el nuevo equipo de Gobierno había liderado un proyecto de reabrir el litoral del municipio, convencido de que la costa capitalina precisa ser mejorada en beneficio de la ciudadanía.

Con el objeto de recuperar las zonas públicas de baño de Santa Cruz, el alcalde, José Manuel Bermúdez anunció la pasada semana en DIARIO DE AVISOS que las áreas municipales de Infraestructuras y Servicios Públicos y la Gerencia de Urbanismo, ya trabajan conjunta y simultáneamente en la preparación de los nuevos proyectos para la mejora de las playas de Las Teresitas, Las Gaviotas y Valleseco.

Si bien se han anunciado los objetivos del Ayuntamiento con Las Teresitas o que la obra de Valleseco comenzará el próximo año, en el caso de Las Gaviotas Bermúdez dijo que  los técnicos municipales preparan “un proyecto de ejecución de obra que permita que la playa sea utilizada con seguridad para la gente que acceda a ella” cuanto antes.