X

Los triunfos no tapan los errores

   

MARTÍN TRAVIESO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El Tenerife ganó al Coruxo sin claridad. Acabó el partido pitado por su afición y perdiendo parte del crédito que había ganado anteriormente. Lo positivo es que los tres puntos se quedaron en casa y que a los blanquiazules les quedan mucho margen de mejora y bastante tiempo para hacerlo. Todos los fallos que se vieron el domingo sobre el verde del Heliodoro fueron analizados ayer en la caseta.

Lo que estaba previsto que fuera un entrenamiento de recuperación se convirtió en un ejercicio de autocrítica que debe servir para no volver a cometer los mismos errores. Durante 40 minutos, Calderón y sus jugadores repasaron lo que les llevó a que un rival en inferioridad numérica los acorralase durante muchos minutos.

Al término de la sesión, que se prolongó por espacio de una hora y media, dos de los jugadores que completaron todo el duelo admitieron que el equipo no estuvo a la altura de lo que se esperaba.

“Hicimos lo que el míster quería, pero en los últimos 20 minutos nos metimos poco a poco atrás”, apuntó el punta Kiko, que se habló de la ansiedad que mostró el grupo durante algunas fases del enfrentamiento.

Sin embargo, el de Puerto de la Cruz recordó que queda mucho tiempo para mejorar: “Solo llevamos cinco jornadas y hay muchas cosas que mejorar. Todos estamos trabajando en ello para que los errores no se repitan en el futuro”.

Por su parte, Tarantino reconoció que “costó más de la cuenta”; sobre todo, en la segunda parte. “La última media hora nos costó leer el partido, saber juntarnos y mantener la cohesión. La manera de ir a por ellos no fue la correcta. Nos faltó apretar su salida de balón y cohesionar las líneas, y eso debemos mejorarlo”, dijo el central.

La plantilla vuelve hoy al trabajo, aunque normalmente el martes suele ser su día libre.

Kiko ‘Ratón’: “El equipo cogió miedo”

Kiko reconoció que su equipo tuvo miedo durante la segunda parte de perder el preciado botín que tenía entre manos. El portuense aseguró que entiende el enfado del público:

“Entiendo los pitos. Hay mucha gente joven, que no ha jugado ante 10.000 aficionados y se pueden acobardar. Empezamos a fallar algunos pases y la gente silbó. El equipo cogió miedo a que nos empataran y se fue atrás”.

Pedro Cordero bajó al vestuario tras el partido

Pedro Cordero, director deportivo del CD Tenerife, bajó al vestuario de los blanquiazules cuando acabó el Tenerife-Coruxo del pasado domingo. Según contó la emisora Teide Radio Onda Cero, el murciano mostró a los jugadores y al entrenador su disgusto por la mala imagen que ofreció el equipo durante gran parte de la segunda mitad. Cordero quiso dar un toque de atención al equipo.