X
adecco oro >

Madera de líder

   

JOSÉ ANTONIO FELIPE | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Sebas Arrocha está listo para el arranque. El capitán de la Unión Baloncesto La Palma espera el inicio de un nuevo curso en la Adecco Oro, otro año “muy ilusionante”, a pesar de la veteranía del escolta palmero.

“Tengo la suerte de vivir del baloncesto. Todo lo que tengo me lo ha dado este deporte y ahí meto valores como la disciplina. Con mis 35 años, mis compañeros son mucho más jóvenes que yo e intento dar ejemplo fuera y dentro de la cancha. En cada partido, en cada entrenamiento, debo darlo todo como el primer día”, señala Arrocha.

Nunca ha perdido la ambición y siempre ha valorado la importancia de que en La Palma, más este año, puedan volver a disfrutar de la Adecco Oro: “El esfuerzo de la directiva y los patrocinadores para seguir en una de las mejores ligas de Europa es incalculable. Somos el segundo equipo con más años de la categoría y para La Palma eso es algo histórico. El nombre de la Isla debe ser bien representado y debemos ser un equipo digno en todo momento”, destaca.

Lo cierto es que el acuerdo con el CB Gran Canaria ha provocado la llegada de jugadores de mucha calidad, pero también que los mismos sean reclamados incluso hasta última hora, y que eso dificulte la preparación de los encuentros a Carlos Frade: “Eso es algo con lo que contamos desde hace tiempo. No nos coge desprevenidos, con todos sus jugadores, como ya nos pasó el año pasado, puede suceder. Pero la temporada pasada supimos reponernos a eso y competimos a muy buen nivel. Aparte de tener una plantilla joven y los problemas económicos que pasamos, hay que valorar la buena campaña del año pasado en la que logramos competir muy bien”.

La inexperiencia, uno de los argumentos de los que más se habla cuando se trata de la plantilla insular, también es algo “muy aprovechable”, según dijo el propio Arrocha: “Está claro que tener una plantilla joven es un riesgo porque te mides a equipos con mucha experiencia. Para nosotros fue una sorpresa estar arriba al principio, pero luego veíamos el trabajo que hacíamos, lo duro que entrenábamos y la manera en la que nos conocíamos cada vez más. Este año volverá a ser complicado, pero, a pesar de tener los pies en el suelo, nosotros no renunciamos a nada nunca porque somos un equipo con mucha hambre. Al final, la competición te coloca en el sitio que mereces”.

La Palma Isla Bonita, nueva denominación del equipo para este año, comenzará la competición el domingo, en el Serrallo, frente al CB Tarragona, una cancha siempre complicada y un posible rival directo en la lucha por la permanencia: “Es cierto que será un equipo que luchará por mantenerse como nosotros. A pesar de ser un tópico, nosotros más que nadie, debemos mirar partido a partido como única fórmula para el éxito”, finaliza.