La Laguna

Malos tiempos para el ‘Cuadrilátero’

J. F. Jurado | La Laguna

Un grupo de empresarios de la principal zona de diversión nocturna del municipio, el Cuadrilátero, mantuvieron anoche una reunión para debatir sobre los distintos aspectos que, en su opinión, están condicionando seriamente la actividad de sus locales. Consideran que este espacio de la ciudad, donde abundan los establecimientos dedicados al ocio y se reúnen miles de personas cada fin de semana, ha sufrido un “retroceso importante” en los últimos tiempos, como consecuencias, entre otros aspectos, de la creciente práctica del botellón, la falta de limpieza e iluminación pública y, de forma especial, “el acoso” al que consideran que está siendo sometido el sector, en forma de continuas inspecciones por parte de la Policía Local.

Los empresarios del Cuadrilátero reconocen que los locales de ocio no son ajenos a los actuales tiempos de crisis, pero recuerdan que este sector también contribuye a la dinamización de la ciudad y, lo que es más importante, “a generar puestos de trabajo”, subrayan. Por ello, aseguran “no comprender” las “continuas visitas” de agentes municipales a sus establecimientos, “ya sea por la hora de cierre o por el volumen de la música”. El caso, añaden, es que distintos locales se han visto obligados a cerrar sus puertas en los últimos tiempos, caso de la Yarda o el Sócrates, “un local con más de 30 años de actividad”, lamentan.

La creciente práctica del botellón, especialmente durante los viernes y sábados en puntos muy concretos de la ciudad, es otra de las cuestiones que en opinión de estos profesionales de la noche está condicionando su actividad, tanto por representar una competencia desleal como por el ruido y la suciedad que conlleva esta práctica, la cual tanto molesta también a los vecinos residentes en la zona. En su opinión, los cuerpos de seguridad “deberían ocuparse con más ahínco” de erradicar este tipo de concentraciones y no tanto en “castigar” a los empresarios, mediante inspecciones, multas y cierres de establecimientos.

Contra el ‘botellón’

Los afectados por esta circunstancia reunidos anoche se preguntan si el verdadero fin de esta dinámica es “trasladar la clientela” hacia las tascas y bares del casco histórico y acabar con el Cuadrilátero como principal zona de ocio del municipio. Una teoría desmentida por el propio Ayuntamiento, que recuerda que su máxima preocupación “siempre ha sido garantizar la buena convivencia entre vecinos y locales” de la zona y hacer cumplir las ordenanzas municipales establecidas al respecto. Fuentes municipales recuerdan, además, que el botellón es una práctica que también preocupa a la administración y, con el fin de poner coto a esta actividad, se está ultimando la modificación de la normativa que regula esta cuestión.

En este sentido, está prevista, además de un incremento de las multas económicas, la posibilidad de que estas sanciones sean canjeables por trabajos de carácter comunitario. “Esto demuestra que las sanciones no tienen una finalidad recaudatoria. Lo que queremos es concienciar a los jóvenes para que se diviertan sin necesidad de emborracharse”, ha dicho al respecto el concejal del área de Seguridad Ciudadana, José Alberto Díaz.

[apunte]Los vecinos del centro ciudad también se han quejado reiteradas veces en los últimos tiempos de las molestias causadas por el alboroto nocturno del Cuadrilátero, especialmente, en lo referente a la práctica del botellón. Por ello, y al objeto de establecer una estrategia consensuada, el alcalde Fernando Clavijo tiene previsto reunirse hoy con representantes vecinales y empresariales de la zona. A la cita también han sido invitados los empresarios de la principal zona de ocio, para que planteen allí sus quejas al respecto.[/apunte]