X
CD TENERIFE > LA actualidad

Marcos, la única pieza fija en la medular

   

Marcos, durante un encuentro de esta temporada. / DA

MARTÍN TRAVIESO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Hasta el momento, Antonio Calderón no ha acertado con el acompañante ideal para Marcos Rodríguez, que es la única pieza fija en la medular del equipo blanquiazul.
Nico, Abel y Kitoko ya saben lo que es jugar junto al gallego, pero ninguno parece haber logrado convencer al gaditano.

Para el excentrocampista del Lugo, las múltiples variantes que maneja el técnico resultan ser un punto positivo para el equipo. “Me he encontrado cómodo con cualquiera y, jugando uno u otro, creo que el equipo ha rendido bien”, afirmó ayer, en declaraciones a la emisora Teide Radio Onda Cero, el jugador, que no se casa con ninguno de sus compañeros que ha actuado al lado suyo. “Todos los que hemos jugado en el centro lo hemos hecho bien y el entrenador tiene bastantes alternativas”, aseguró en este sentido.

Él, por su parte, reconoce que se se adapta a todos, ya que cree no tener “una característica definida. Intento trabajar y ayudar al equipo, tanto en ataque como en defensa”.

Pide tranquilidad

Tras el partido contra el Coruxo, el equipo dejó un pozo de intranquilidad entre sus aficionados. Es cierto que el equipo ganó al cuadro gallego y es colíder del Grupo I, pero carece de brillantez en su juego. Eso preocupa a la grada, que está intranquila. Ese nerviosismo también lo sufre el conjunto.

Ayer, Marcos pidió un poco de tranquilidad y recordó que aún se están disputando los primeros compromisos de la temporada. “Hay mucho margen de mejora y hay que tener tranquilidad, por que tenemos mucha gente nueva y la categoría es complicada. Ya hemos visto que cualquier equipo puede poner las cosas complicadas siempre que no estés con la intensidad necesaria durante los 90 minutos”, dijo el mediocentro, que añadió que siempre es mucho más fácil corregir las cosas que no se hacen bien tras dos victorias.

“Hay partidos en los que el equipo ganará con solvencia y en otros en los que tocará sufrir”, estima Marcos, que no niega que el grupo cometió errores de bulto ante el equipo vigués. A su juicio, esos fallos se debieron a que concedieron demasiados espacios y que no afrontaron el último tramo del partido con intensidad y convicción, “por lo que tuvimos que dar un paso para atrás”, admitió.

Por todo eso, entiende que la gente les haya silbado desde la grada. “La afición está en todo su derecho de mostrar su opinión. El equipo está haciendo un montón de cosas bien, aunque también tenemos detalles que corregir”, dijo el futbolista, que entiende además el elevado nivel de exigencia que muestra la hinchada tinerfeña: “Lo que la afición quiere es que el equipo de buena imagen y gane. Estamos trabajando para lograrlo. Tenemos buena predisposición y eso es muy positivo, por lo que la gente lo va a notar”.

Por último, se refirió al partido del próximo sábado ante el Getafe B, del que dijo que será un equipo que tiene “gente rápida y con mucha calidad. Hay que tener cuidado”, avisó.