X
DE KAUNAS A LONDRES > POR NACHO YÁÑEZ

No hay problema

   

Por suerte para el baloncesto y por desgracia para esta España favorita, hay que jugar todos los partidos. Todo el mundo sabía que Polonia no debería ganar, pero hasta que el partido no llegó a su fin, nadie se atrevió a confirmarlo. Y empezó el debate, ¿por qué no se ganó de 20 si ‘somos’ (porque aquí jugamos todos) tan buenos? Muchas veces es complicado jugar cuando el contrario sabe que va a perder y tú sabes que deberías ganar. Y al principio se jugó bien: para los hermanos Gasol, que no tenían rival adecuado enfrente; se defendió cuando hubo rotaciones; Ibaka siguió aprovechando la superioridad física; Navarro empezó a gustarse mientras Sada, que lleva mucho tiempo haciendo muy bien todo lo que sabe hacer, entraba por Ricky para romper el partido o casi antes del descanso. Pero a partir de ahí, la selección no consiguió volver a coger el buen ritmo y le pesaron algunas circunstancias del partido. Se jugó sin un alero alto. Rudy, que no es un 3, pero lo tiene que ser, no jugó casi. San Emeterio no estuvo cómodo y Claver ni siquiera estuvo. Mientras Kelati nos recordaba lo bien que juega y más si tiene carta libre en su equipo para desarrollar su juego. Pero no hay problema, los tres aleros son buenísimos y sólo tienen que conseguir adaptarse a su rol, y producir cuando se les necesite (que complicado es esto). La otra circunstancia, y quizás peor, es que casi también hemos jugado sin base. Calderon se desquició un poco con las faltas. Ricky sigue mostrando su poderío defensivo, pero ha perdido la chispa ofensiva y sigue demasiado ‘fallón’ en sus tiros, lo que no le ayuda. Y Sada… me encanta, pero no se le puede exigir más de lo que hace (que es mucho). Pero no hay problema, estos también son muy buenos. Leía a Scariolo: “Sabemos como ocultar nuestras limitaciones”. Ayer se vieron algunas. Con Portugal seguro que son menos, pero que estén preparados, si no se gana de paliza volverán a decepcionar a algunos. Es lo malo de ser favoritos.