X

No podía ser tan bonito…

   

Al final del pleno insular de ayer, Melchior y Alarcó tuvieron un tenso intercambio de palabras. / JAVIER GANIVET

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Cuando parecía que la tónica general iba a ser el buen rollito en el salón de plenos de la Corporación insular, al final no pudo ser. El rejo -y las antiguas rencillas- les salieron al presidente de la Corporación, Ricardo Melchior, y al presidente del Grupo Popular, Antonio Alarcó, quienes se enzarzaron en una pequeña disputa, lo único que le dio algo de vidilla al pleno, bastante descafeinado y breve.

Cinco minutos pasaban de las diez de la mañana cuando comenzó la sesión. Aunque los plenos del Cabildo nunca se han caracterizado -y más si se comparan con los de La Laguna o Santa Cruz- por ser demasiado tensos, en esta ocasión el exceso de cordialidad ya rozaba lo extraño. En ningún momento del tiempo que se prolongó la exposición y aprobación de los expedientes, mociones o preguntas, el tono se elevó en los discursos por encima de lo normal.

Buena sintonía

De hecho, como bien llamó la atención el popular Antonio Alarcó, pocas veces, por no decir ninguna, había ocurrido lo de ayer. De las seis mociones presentadas por los tres partidos políticos con representación en la Corporación insular (CC, PSOE y PP) todas fueron llevadas a pleno como institucionales, lo que pone de manifiesto, al menos aparentemente, una buena sintonía en el comienzo de este nuevo mandato. Lo cierto es que esto sorprende si se tiene en cuenta, por un lado, la cercanía de las próximas elecciones generales, donde se baraja la posibilidad de que Ricardo Melchior, Aurelio Abreu y Antonio Alarcó compitan por un escaño en el Senado, como ya ocurrió hace cuatro años. El otro motivo por el que causa relativa sorpresa es el final del mandato anterior y el hecho de que el pacto suscrito entre CC y PP no acabó, precisamente, con el mejor de los talantes. De hecho, el malestar existente entre Alarcó y Melchior es más que visible y, como no podía ser menos, se dejó notar también en el pleno.

Ruegos y preguntas

No podía ser real tanta cordialidad. Cuando parecía que se iba a acabar el pleno, en el turno de ruegos y preguntas, saltó la liebre. El presidente de la Corporación aprovechó para hacer un “ruego” al Grupo Popular con respecto a la portavocía, que comparten Alarcó y Guillermo Díaz Guerra. Dado al intercambio de la palabra a la hora de pronunciarse en representación de los consejeros del PP, Melchior pidió al grupo que, como a la Corporación oficialmente le constaba que el portavoz era Díaz Guerra, que en adelante anunciara cualquier cambio de decisión en la portavocía. Alarcó defendió que la organización orgánica del PP era similar a la elegida el pasado mandato por el PSOE, que en aquel momento ocupaba la oposición, “y entonces el Grupo de Gobierno nunca se posicionó en contra”. Este rifirrafe entre los líderes de nacionalistas y populares fue el único aspecto que le dio algo de movimiento al pleno insular que, de resto, pasó sin pena ni gloria.

Lo que no queda claro es si este ambiente de excesiva cordialidad será la tónica general de los próximos cuatro años o, por el contrario, tras el 20-N, el pleno dé un giro que nada tenga que ver con la sesión de ayer.

[apunte]

Puntos aprobados

Escollera de San Andrés. El Cabildo de Tenerife aprobó ayer por unanimidad una moción para instar al Gobierno central a que ejecute el proyecto del dique sumergido en San Andrés, para evitar que posibles pleamares causen más destrozos como los acaecidos el pasado 29 de marzo. Además, el pleno también exigió a Costas que realice los trabajos de mejora de la actual escollera, como se acordó en una reunión en agosto.

Hospital del Sur. A propuesta del Grupo Socialista, finalmente la Corporación aprobó una moción institucional para instar al Gobierno canario a que diseñe la mejor solución para eliminar el colapso circulatorio del complejo hospitalario y sociosanitario del Sur, y que esta nueva vía sea incluida en el convenio de colaboración.

Plan Canarias. El Cabildo dio su visto bueno a la solicitud al Ejecutivo estatal a que detalle qué nivel de compromiso se ha ejecutado con respecto al Plan Canarias.

Celebración del aniversario. Con motivo del cumplimiento de los primeros cien años de la Corporación insular, el pleno aprobó a a propuesta del Grupo de CC, organizar y difundir la celebración del primer centenario de la Corporación entre el 11 de julio de 2012 y el 16 de marzo de 2013 con el objeto de realzar la importancia e implicación de la institución en la sociedad tinerfeña, realizando cuantas acciones se consideren oportunas y potenciando el seguimiento de cercanía.

[/apunte]