X
BODYBOARD >

Pasión sobre las olas

   
Bodyboard Álvaro Pérez

El realejero Álvaro Pérez, practicando su actividad preferida. / CRISTIAN ACOSTA (TFSURF.ES)

SUSANA NASSER | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El rider internacional realejero Álvaro Pérez certificó su destreza sobre las olas con una inapelable victoria en la cuarta prueba del Circuito Canario de Surfing Shark Bodyboard Open, celebrada en La Caleta (Adeje) el pasado fin de semana. En este sentido, el deportista se muestra satisfecho con el resultado: “Estoy muy contento, sobre todo porque había olas y se podía hacer muchas maniobras”, afirma Pérez, que, además, es licenciado en Geografía e imparte clases de Inglés en una escuela infantil.

Buscando la perfección

El tinerfeño comenzó la práctica del bodyboard con 14 años. “Me gustó tanto que dejé el fútbol y fue a partir de los 19 años cuando empecé a competir”, señala. En relación con la práctica del bodyboard le enganchó la diferencia existente con el surf, modalidad que practicaban todos sus amigos. “Me llamó más la atención ir acostado que ir de pie sobre la tabla”, cuenta el joven deportista.

La prueba desarrollada en La Caleta lo ha llevado a la cumbre clasificatoria, lo que le permite “luchar por el campeonato de España”, que se celebrará en Andrín, Asturias, en noviembre. Allí espera que las bajas temperaturas no sean un impedimento para lograr su objetivo.

Tenerife cuenta con las características idóneas para el desarrollo de deportes acuáticos. Ante esto, Pérez destaca que “tenemos olas muy buenas. Es un sitio perfecto”. Las reiteradas experiencias vividas en diferentes mares han hecho que el rider diese con su escenario favorito, que se esconde en Indonesia “por sus fondos de coral, por sus olas perfectas, limpias y con tubos”, explica. La pasión que siente por este deporte le ha llevado a alcanzar éxitos como haber formado parte de la selección española, con la que consiguió las medallas de bronce y cobre, además de haber ganado una prueba mundial, que ha sido su mayor conquista. “Fue impresionante, nunca un canario había conseguido esto. Había que pasar siete rondas más y luego otras cinco para llegar a la final. Yo entré desde la primera, algo impensable”. Además, Pérez lleva un elevado ritmo de entrenamientos. Se prepara todos los días tres o cuatro horas. “A veces incluso seis”, asegura. Pérez espera cumplir con el sueño de “practicar este deporte” toda su vida, sin desvincularse de su carrera académica con la que espera “trabajar como profesor de Geografía”.