X
ELECCIONES 20-N >

Pérez (PSC): “El poder no es una poltrona para beneficiarse quien lo ejerce”

   

José Miguel Pérez durante su discurso ante el Comité Regional. | DA

EFE | Santa Cruz de Tenerife

El secretario general del PSC-PSOE, José Miguel Pérez, ha dicho este sábaso que el poder no es una poltrona para beneficiarse quien lo ejerce, ni para privilegiar a unos pocos, sino que sirve para que más niños tengan más oportunidades y para detener el deterioro de los servicios públicos.

Este fue el mensaje que José Miguel Pérez dio durante el discurso que ofreció ante el comité regional de su partido, y en el que insistió en que el poder debe ser utilizado por el PSC-PSOE para que no se impongan una acción de la derecha que desde las primeras edades quiere marcar las diferencias sociales.

José Miguel Pérez dijo que los tiempos actuales son difíciles, de renovación, en los que las políticas tienen que estar a la altura de las exigencias de los tiempos y aseguró que la presencia de su partido en las administraciones canarias es garantía de que habrá una política con orientación progresista.

El secretario general de los socialistas canarios opinó que la crisis irá más lejos que la simple recuperación económica, pues consideró que en la actualidad se vive una nueva transición, de forma que se entra en una “nueva era, si quieren de la industrial a la tecnológica”.

José Miguel Pérez señaló que los cambios son visibles en los sistemas de aprovisionamiento energético, de modo que el cambio climático no permite mantener un modo de vida “que aún practicamos”, añadió que también hay nuevos riesgos para la seguridad.

También afirmó que en materia de igualdad de género el progreso es imparable en un mundo en el que la comunicación es total, instantánea y universal, y en el que la pobreza aumenta en muchos lugares, no sólo en los países no desarrollados.

José Miguel Pérez indicó que para el PSOE es irrenunciable un modelo que se caracteriza por la suma de la mejora económica y el bienestar social, frente a quienes quiere que el cambio se salde con el incremento de las desigualdades, añadió el secretario general del PSC-PSOE, quien criticó que algunos no sólo se benefician de la crisis sino que intentan hacerlo también de sus efectos demoledores.

El secretario general del PSC-PSOE se refirió también a la conferencia de la próxima semana del PSOE en la que “replanteará” su proyecto político, y criticó que a la derecha le “duele” el impuesto del patrimonio.

Un impuesto que “pagará una minoría” y con el que, comentó José Miguel Pérez, se garantizará la financiación de todas las infraestructuras educativas que se pondrán en pie en Canarias durante el año.

Se mostró convencido de que si la izquierda no acierta a gobernar la salida de la crisis se perderán derechos sociales, e insistió en que es preciso salir repartiendo de forma equilibrada los costes y saneando la economía.

Situación económica de Canarias

En cuanto a la situación económica en Canarias, José Miguel Pérez señaló que el turismo va bien pero no se puede negar la evidencia de que tiene un tirón “mínimo” del empleo, por lo que se mostró partidario de “mimar” a ese sector pero hacer avanzar en otros sentidos.

Por ello, los socialistas canarios propondrán que en el programa del PSOE para las elecciones del 20 de noviembre se incluya la necesidad de mantener el hecho diferencial canario.

José Miguel Pérez se refirió además a que durante dos décadas la derecha ha gobernado en Canarias y a pesar de la bonanza los resultados han sido “muy raquíticos” en un tiempo en el que el PSOE estuvo “apartado” de la toma de decisiones.Añadió que la estrategia de su partido de tratar de participar en la toma de decisiones empieza a dar resultados.

Pérez nunca aceptará que una minoría se imponga

En su intervención, José Miguel Pérez realizó un recorrido por la gestión que ha realizado la dirección regional socialista en este último año. “Nuestra estrategia y gestión se centró en la crítica de la fórmula y la acción del gobierno de la derecha, pero siempre planteando alternativas”, aseveró.

También tuvo palabras para los enfrentamientos dentro del partido y señaló que ha sido doloroso no poder mantener la unidad cuando han estallado problemas que han estado latentes durante años y con enfrentamientos personales, pero subrayó que nunca aceptará que una minoría se imponga.

“Nos equivocamos -añadió- en muchas cosas dentro y fuera del Partido; no pudimos mantener a todos unidos, especialmente cuando los problemas que habían estado latentes durante muchos años salieron todas a la luz, cuando se impuso el que la deriva de la minoría tenía que ganar a la mayoría, sin aceptar algo básico: el respeto democrático a una organización a la que voluntariamente comprometes tu palabra y tu lealtad”.

“He podido equivocarme, pero no se me podrá achacar el respeto leal al compromiso con unas normas de convivencia y de organización que han sido decididas democráticamente, ni tampoco el que falte a la palabra desde dentro y fuera del Partido, pese a todo ello y pese a unos resultados electorales muy negativos cuyas razones están primero entre nosotros”, prosiguió.

En esta línea, destacó el ejercicio político que el PSOE está llevando a cabo como “garantía para la orientación progresista de las políticas públicas, para la existencia real de respuestas progresistas a las demandas ciudadanas en empleo, la educación, la sanidad, los pilares que hacen posible desde la acción pública la igualdad y la solidaridad”.

Por último, rechazó “los egoísmos, poner por delante el interés propio” y defendió “plantar cara a un tiempo lleno de problemas y dificultades enormes”. A su juicio, “sólo aquí cobra sentido un compromiso político fundado en la lealtad a este fin y desde el principio de respeto a lo único que garantiza la unidad: la democracia”.