X
oleaje extremo > opinión científica

Piden que se suprima el LIC de San Andrés para construir el dique

   

El experto en biología marina cree que deben evitarse situaciones como la ocurrida el pasado agosto. / F. P.

NANA GARCÍA | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El doctor en Biología y catedrático de Zoología y Oceanografía Biológica en la Universidad de La Laguna, Alberto Brito Hernández (Valle Gran Rey, 1954), una de las voces de la comunidad científica canaria más acreditada, considera que “se debe suprimir el LIC (Lugares de Interés Comunitario) Sebadales de San Andrés” con el objeto de “realizar las obras necesarias para garantizar la seguridad de las personas y los bienes”.

En declaraciones a DIARIO DE AVISOS, el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Rodríguez Zaragoza, aseguró que la construcción de un dique rebasable frente a la avenida marítima del barrio costero se encuentra con el “problema” de que “los sebadales están en esta zona” , y apuntó a que habría que intentar que “la obra no dañe esta especie”.

Sin embargo, el experto en Biología Marina no tiene la misma consideración para con la protección de este hábitat, que, a su juicio, se encuentra sobre un lugar “contaminado”. “Los sebadales del LIC de San Andrés han experimentado desde hace años una notable regresión -apostilla Alberto Brito-, cosa lógica debido a que en la zona actúan muchas fuerzas negativas para este ecosistema relacionadas con las actividades socioeconómicas que se realizan en el área”, tales como trabajos portuarios, jaulas de cultivos, obras y demás. Cabe recordar que destrucción de la seba de esta parte del litoral tinerfeño (una pradera de fanerógamas de la especie Cymodocea nodosa) a consecuencia de las obras de Puertos de Tenerife había sido denunciada hace dos años a la Fiscalía por la organización Ben Magec-Ecologistas en Acción.

Desde una óptica científica, Brito, sostiene que la “protección del ecosistema se debe hacer mejor allí donde hay garantías de poder conservarlo” y, a su juicio, no es el caso del sebadal de San Andrés. “He defendido desde hace mucho tiempo la supresión del LIC ya que, en mi opinión, es una área de expansión normal de las actividades humanas, por lo que también he expresado mi postura contraria a los trasplantes (traslado de la seba del puerto de Granadilla a San Andrés), no sólo porque estos no funcionan, sino porque se realizan en una zona donde las fuerzas que han degradado el sebadal original persisten y van a más”, explicó Brito.

Para el catedrático de Zoología y Oceanografía Biológica, en el proyecto de construcción de un dique semisumergido en el frente del núcleo de San Andrés deben primar “las necesidades de protección que tiene el pueblo frente a los fenómenos costeros desde hace mucho tiempo”. De ahí que su propuesta firme se base en la supresión de la categoría LIC para favorecer “las obras necesarias” en esta zona.

[apunte]

Acciones

Tal y como se acordó en la reunión celebrada el pasado 31 de agosto entre las diferentes administraciones implicadas, la Autoridad Portuaria ha asumido la redacción de un proyecto arquitectónico para dar una una solución definitiva al problema de las inundaciones que sufre el pueblo pesquero de San Andrés. Según explicó a este periódico su presidente, Pedro Rodríguez Zaragoza, “los ingenieros de Puertos han visto que existen tres soluciones: colocar en el frente un espaldón de tres metros de altura; ampliar la escollera que tiene el pueblo y que linda con la avenida Marítima de cinco a 17 metros, y un dique rebasable o semisumergible como el de Las Teresitas. El proyecto tiene un coste de aproximadamente unos nueve millones de euros, dos millones más de lo que inicialmente se había anunciado por parte del Ayuntamiento. Asimismo, una primera fase de reparación de los daños ocasionados a finales de agosto por el mar en San Andrés serán abonados por la Dirección General de Costas, cuyo presupuesto es de 500.000 euros. Como resultado del encuentro celebrado en el Ayuntamiento, se acordó iniciar, de forma urgente, una primera fase de reparación de los daños ocasionados por el mar tanto en la avenida Marítima como en la escollera que linda con ella y que será costeada por la Dirección General de Costas, una actuación que muchos vecinos del barrio esperan que comience lo antes posible.

[/apunte]

El experto en biología marina cree que deben evitarse situaciones como la ocurrida el pasado agosto. / f. p.