X
GRANADILLA >

Prevén acotar la playa de los windsurfistas a 50 metros

   

Costas prevé poner límites a las zonas de baño de las playas de El Medano para los windsurfistas y kitesurfistas. | DA

NICOLÁS DORTA | Granadilla

Costas prevé poner límites a una de las playas de El Médano. Windsurfistas de la Playa Leocadio Machado se quejan de las medidas de balizamiento a ejecutar que acotarían la zona donde se practican deportes acuáticos, porque perjudica, a su juicio, a las diferentes escuelas de windsurf y kite surf en este entorno, sede de campeonatos internacionales. En principio, se prevé que la playa se acote unos 50 metros, a propuesta de Costas, pero el Ayuntamiento solicitó ayer que este límite aumente a cien metros, según ha podido saber este periódico.

El balizamiento pasa por un canal de entrada y salida para que se practiquen estos deportes y diferenciarlos de la zona de baño, comentó ayer el área de Alcaldía, Medio Ambiente y Deportes del Ayuntamiento de Granadilla.

Según algunos practicantes de kite surf, la boyas se podrían colocar en unos días, aunque desde el Consistorio dicen que se debe estudiar primero la propuesta de los cien metros. “En los 50 metros está la roca del búnker en medio, con lo que con marea alta es imposible salir ni desde la zona de windsurf actual”, explica un kitesurfista. “He hecho todo lo posible para que esto se pare, no sólo porque tendré que cerrar la escuela de kite, sino porque ya no se podrá practicar este deporte legalmente, ya que si cualquiera se mete en la zona de baño puede ser sancionado, tanto por el Seprona, como por los inspectores de Costas o la Policía Local, y ni que decir que ningún seguro cubre cualquier accidente que se pueda producir”, añade el afectado.

De cualquier forma, el balizamiento “es una medida de Costas”, aclara el Ayuntamiento, que acata las leyes de la administración estatal. “Una de las razones por la que Leocadio Machado no tiene la Bandera Azul es porque carece de este balizamiento”, comentan desde el gobierno municipal. “La playa tiene que tener sus zonas acotadas para cada usuario, y se trata de una medida de seguridad”, dicen. Para los windsurfistas y para el Ayuntamiento 50 metros es poco espacio entre tanta vela.