X
CD TENERIFE >

¡Ahora sí!, llegó la verdadera 2ª B

   

A pesar de que no pudieron pasar del empate, los jugadores de Calderón se pusieron ayer líderes del Grupo Primero. / SERGIO MÉNDEZ

MARTÍN TRAVIESO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El UB Conquense es el primer rival verdaderamente de Segunda B que se ha encontrado en el camino el CD Tenerife. No es menospreciar a Vecindario o Sporting B, pero el grupo de Tino Luis hace gala de todos esos valores que se le presuponen a los equipos de la categoría de bronce: ideas claras, orden, dureza, lucha inagotable, seriedad, etc.

Nadie esperaba que un equipo confeccionado para lograr la permanencia le pudiera complicar tanto la vida a los blanquiazules, que ayer se toparon de cara con su propia realidad. Es verdad que los de Calderón disfrutaron de unas cuantas ocasiones para adjudicarse los tres puntos, pero no es mentira decir que el rival también pudo llevarse el triunfo. Al final, lo más justo fue el empate. Los goles de Kiko Ratón, para el Tenerife, y de Selvas, para el Conquense, sellaron un empate que representa el primer tropiezo serio en la competición regular de los tinerfeñistas.

El once que planteó el preparador gaditano no fue diferente del que ha planteado en los últimos encuentros. Meji ocupó su puesto, dado que estaba recuperado de las molestias musculares que sufrió en las últimas semanas. Sin embargo, fue duda hasta el calentamiento. Eso condicionó la convocatoria, formada por dos jugadores de campo de corte defensivo y otros dos ofensivos.

No obstante, lo que realmente trastocó los planes de Calderón fue la lesión de Jorge Perona, que tuvo que abandonar el terreno de juego en el minuto 25. Su sustituto fue Germán, el peor de su equipo.

Mucho antes de ese tempranero cambio, el Conquense ya había sorprendido a su rival. Tino Luis no planteó un partido a encerrarse, como bien pudiera haber hecho cualquier otro rival menor. Los blanquinegros salieron al campo del Heliodoro a presionar muy arriba al Tenerife. Cada vez que eso pasa, los blanquiazules no encuentran el camino. Sucedió ante el Cerceda y ayer igual.

De hecho, el control del partido lo tuvieron los de Cuenca durante la primera media hora. Tanto es así que la primera ocasión, más o menos clara, perteneció a Dailos, que tras sacarle mucha ventaja en una carrera a Cristóbal, centró sin encontrar un rematador, por suerte para Aragoneses. Precisamente Dailos y el exblanquiazul Ruano, los dos interiores, representaron el mayor peligro del rival.

A medida que fue avanzando el cronómetro, el esfuerzo fue haciendo mella en los castellano manchegos. En ese momento mejoraron los locales, pero no lo suficiente como adelantarse en el marcador. La recta final de la primera parte fue embarullada. El árbitro mostró tres cartulinas en esa fase y dos se la llevaron los visitantes (una para Ruano, minuto 37, y otra para Tino Luis, minuto 43).

El paso por la caseta volvió a servir para que la escuadra local se reactivase. No hubo cambios, pero los blanquiazules saltaron al campo con un poco más de fuerza. Así, las cosas no pudieron comenzar mejor en la segunda parte. Kiko transformó su primer gol de la temporada para adelantar a su equipo.

El portuense se fabricó el solito el tanto. Aprovechó un centro que le llegó para recibirlo de espalda a la portería rival, girarse y golpear con fuerza al esférico. Caballero no pudo hacer nada para repeler el potente disparo. El de La Ranilla celebró con muchas ganas el tanto, pues suponía poner fin a una sequía de 230 minutos.

Otro partido podría haberse planteado entonces, pero al Conquense le dio por abrir las líneas y al Tenerife lo volvió a poner en aprietos. Por momentos pareció que el partido se había roto y ambos contendientes comenzaron a golpearse consecutivamente. El primer golpe fue para el Conquense. En el 59, Mauri no encuentra la portería de Aragoneses tras rematar con la testa un centro llovido desde la banda izquierda. Acto seguido, Marcos cede a Víctor Bravo, que estrella su disparo en el cuerpo de un contrario. Luego volvió a golpear Cristian, en un mano a mano que resuelve el meta local.

De ese intercambio de ataques salió beneficiado la Balompédica. Una falta sobre su portería la despeja hacia atrás Kitoko, con tan mala suerte que el balón da en palo, despista a Aragoneses, y el rebote lo aprovecha Selvas para cabecear al fondo de la portería insular, colocando así el empate en el resultado.

El 1-1 descolocó definitivamente a los tinerfeñistas, que a pesar de todo, en el minuto 71, disfrutaron de la ocasión más clara de toda la segunda mitad. Cristóbal ejecuta una falta directa sobre la meta de Caballero. Su lanzamiento, provisto de más colocación que potencia, se estrella en el poste de la portería. Hubiese supuesto el 2-1.

Lo que quedó de tiempo sirvió para que el Tenerife buscase la meta castellano manchega, pero nunca con excesiva fortuna. El tiempo se agotó y el Tenerife se llevó el primer chasco liguero.

[apunte]

CD TENERIFE 1 – 1 UB CONQUENSE

CD Tenerife: Sergio Aragoneses; Cristóbal, Medina, Tarantino, Jonay; Ferrán Tacón, Marcos Rodríguez, Kitoko (Nico, 80’), Víctor Bravo; Kiko Ratón y Perona (Germán, 25’).

UB Conquense: Caballero; Juanfran, Moreno, Javi Selvas, Morillas; Dani Rodríguez, Cubillo (Dani Martí, 87’); Ruano, Mauri (Viniesa, 61’), Dailos (Jorgito, 61’) y Cristian.

Árbitro: José Emilio Sánchez Aparicio, del comité Catalán. Amonestó a los jugadores locales Marcos Rodríguez, Sergio Aragoneses, Cristóbal y Nico; así como a los visitantes, Ruano, Cubillo, Vinuesa, Dani Rodrígurez, Javi Selvas y al entrenador Tino Luis Cabrera.

Goles: 1-0: (49’) Kiko Ratón se revuelve dentro del área y dispara, duro, sorprendiendo a Caballero. 1-1: (66’) Javi Selvas cabecea un balón que rechaza el poste.

Incidencias: Estadio Heliodoro Rodríguez López. Césped en buenas condiciones. Mañana agradable. Ante 9.539 espectadores. El capitán del CD Tenerife, Kiko Ratón, entregó una placa de recuerdo a su homólogo de la UB Conquense, Cristian, con motivo del primer partido entre ambos clubes en el Estadio Heliodoro Rodríguez López.

[/apunte]