X
ELECCIONES 20-N >

Rajoy presenta el decálogo de lo que sería su gobierno

   

El presidente del PP, Mariano Rajoy. | EFE

EFE | Zaragoza

El líder del PP, Mariano Rajoy, desveló que en sus primeros cien días en el Gobierno aprobaría una ley de transparencia y cambios en los organismos reguladores, endurecería las responsabilidades de los políticos que gasten sin aval presupuestario y propiciaría un pacto por la austeridad.

Estas son algunas de la decena de medidas que aplicaría si vence el 20-N y que desgranó en la clausura del foro sobre la reforma de las administraciones públicas que celebró su partido en Zaragoza.

El decálogo tiene como objetivo la regeneración institucional y que “cuando se hable de los políticos se piense en honradez, respeto al interés general y servicio al bien común”.

“Todas las reformas, subrayó, han de tener como meta la creación de empleo, reducir gastos y aumentar ingresos”, y ha advertido de que “las administraciones se apretarán el cinturón como lo han hecho las familias”.

A partir de esa máxima, Rajoy pormenorizó sus propuestas. La primera, que en los cien días iniciales en el Gobierno aprobará la ley orgánica de estabilidad presupuestaria, ya que ha dicho que las administraciones han de ser responsables y, con ellas, los cargos que gestionan los recursos.

“No se pueden dejar facturas en los cajones sin que nadie responda por ello”, ha avisado al tiempo que ha asegurado que su Ejecutivo reforzará los controles previos y endurecerá las responsabilidades exigibles para garantizar que los gestores no asumirán compromisos de gasto sin respaldo presupuestario.

De la misma forma, aseguró que demostrará que el servicio público puede hacer más con menos, algo que ha dicho que empieza por exigir que en cada competencia gaste sólo una administración.

Para ello, impulsará un pacto territorial por la austeridad y la eficiencia, que fije una estrategia nacional que ponga fin a duplicidades y solapamientos entre administraciones y para el que contará con los presidentes autonómicos y con la Fecam.

Dinero público

En defensa del dinero público, reformará la ley de subvenciones para hacerla más exigente y objetiva y acabar con “las subvenciones con nombre propio y sin causa justificada”.
Rajoy calificó de “imprescindible” garantizar la independencia y profesionalidad de los organismos reguladores y del Banco de España.

Después de una legislatura en la que cree que se ha dañado gravemente la independencia de estos organismos, lamentó el “espectáculo de la fuga de cargos del Gobierno que están instalándose en los mismos buscando en ellos nómina y cobijo”.

Se comprometió a erradicar esa práctica y anunció que reducirá la proliferación de organismos reguladores, cambiará su sistema de nombramientos y reforzará las mayorías necesarias en el Parlamento para su elección. “Los organismos reguladores no pueden ser recolocadores de personas que van a cesar en sus responsabilidades y no es serio que altos cargos del Gobierno se estén colocando en la Comisión Nacional de la Energía o en la de la Competencia”, puntualizó.

Asimismo, adelantó que aprobará una ley de transparencia, buen gobierno y acceso a la información pública.