X
Santa Cruz

Santa Cruz reduce a 15 días el trámite de las sanciones a locales

   

La nueva medida entrará en vigor este fin de semana. / MOISÉS PÉREZ

NANA GARCÍA | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo y el área de Seguridad Ciudadana, implantará “un nuevo procedimiento coordinado” mediante el que se reducirá de seis meses a 15 días el trámite de las sanciones que se establezcan a aquellos locales de “restauración y ocio en general” que incumplan “sistemáticamente y de manera reiterada la normativa, y además hacen caso omiso a las advertencias de la Policía Local”.

Según el equipo de gobierno, la puesta en marcha de esta medida permitirá “agilizar” y “endurecer” las penas a los establecimientos “de atención al público que incumplan las licencias concedidas de manera sistemática o que actúen de forma clandestina” y, al mismo tiempo, garantizará “a los vecinos y al resto de negocios que cumplen rigurosamente la normativa” una mayor “rapidez, contundencia y eficacia” por parte del Consistorio a la hora de atender sus denuncias.

En concreto, según apuntó ayer en rueda de prensa la segunda teniente de alcalde y concejal delegada del área de Seguridad Ciudadana, Protección Civil, Movilidad, Transportes y Accesibilidad, Carmen Delia González Martín (CC-PNC-CCN), la nueva vía de actuación, que entrará en vigor este fin de semana, permitirá a los agentes sancionar “de forma cautelar en no más de una semana hasta que se adopten las medidas definitivas y se subsane el objeto de esa infracción”.

Nuevo procedimiento

La razón de esta nueva medida, tal y como explicó ayer el concejal de Planificación Territorial, Gerencia Municipal de Urbanismo y Sanidad, José Ángel Martín Bethencourt (PSOE), se explica por el hecho de que “hasta ahora” Urbanismo seguía un “procedimiento estándar” por el que incoaba un expediente sancionador a raíz de un acta de la Policía Local o una denuncia particular que resolvía de diversas maneras, con el “inconveniente” de que el trámite llegaba a tardar hasta “casi seis meses”.

Esta situación, en opinión del edil, permitía que el establecimiento pudiera seguir abierto, al tiempo que las denuncias se acumulaban, mientras que la Policía Local carecía de “herramientas” y “argumento legal al que agarrarse para resolver las infracciones y proceder en tiempo real a la clausura de la actividad”.

El nuevo procedimiento no solo permitirá a los agentes “intervenir en tiempo real y de manera contundente” sino que priorizará los expedientes sancionadores “como recursos de primera resolución” y se atenderán “por vía de urgencia”.

La concejal santacrucera de Seguridad Ciudadana adelantó que hasta ahora se han tramitado143 actas por diferentes causas, aunque recordó que no es lo normal en Santa Cruz.

Apelando a la convivencia ponderada, José Ángel Martín Bethencourt, quien reconoció que se trata de “locales muy concretos” y “muy recurrentes” -un total de ocho en todo el municipio-, observó que estas infracciones “generan un nivel importante de estrés a los vecinos”, quienes “son prioridad” para el Ayuntamiento, así como el resto de “empresarios que son legales”.