X
economía >

Se agotan los fondos destinados al desarrollo del medio rural canario

   

M. FRESNO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

No hay dinero. Así se lo hizo saber el consejero de Agricultura del Gobierno de Canarias a los representantes de las asociaciones insulares de desarrollo rural que este lunes se reunieron con el Gobierno con la intención de analizar la situación económica por la que pasan estos grupos.

La pasada semana, los representantes de estas asociaciones mostraron su preocupación porque no les estaban llegando los fondos del programa de desarrollo rural Leader que se destinan al fomento de actividades económicas en el medio rural. Ante esta situación, el consejero de Agricultura, Juan Ramón Hernández se reunió ayer con los líderes de lo grupos de las siete islas y les informó que “la situación económica es la que es y que hay que ajustarse a la nueva situación”.

No obstante, el propio Hernández se comprometió a “luchar” para que las asociaciones cobren los fondos pendientes del año 2010, especialmente aquellas que hayan presentado los avales y hayan justuificado las subvenciones, y anunció que desde la próxima semana el director general de agricultura y desarrollo rural se trasladará a cada una de las islas para estudiar la situación de los grupos de manera individualizada.

“El dinero es el que es”, señaló, “y no podemos quitar a eduación, sanidad o servicios sociales”, y añadió que “aquí no cabe la demagogia sino trabajar en los servicios básicos a los ciudadanos”. Asimismo, Hernández mostró su preocupación porque se de una imagen errónea en Europa en el sentido de que el Gobierno de Canarias no sabe gestionar los fondos, cuando de lo que se trata es de un problema económico”. “La única manera de ayudar al sector”, explicó, “es fomentando el autoconsumo”.

Por su parte, José Armengolm, portavoz de las asociaciones insulares, agradeció la atención del Ejecutivo autonómico y explicó que desde los grupos “se agotarán todas las vías posibles para conseguir financiación ya que en este programa [el Leader] descansa básicamente el fomento de actividades económicas de la zona rural de Canarias y su pérdida “tendría unas terribles para estas comarcas”.

Aun entendiendo la actual situación que atraviesa el país, para Armengol es fundamental que desde las administraciones públicas se busque un “mecanismo” para conseguir que estos grupos no se queden sin fondos”.