X
COLOMBIA>

Secuestran a la hija del alcalde de un pueblo del noreste colombiano

   

EFE | Bogotá

Una niña de 10 años, hija del alcalde de Fortul, Jorge Enrique Muñoz, fue secuestrada este jueves en las proximidades de su escuela en esa localidad del departamento colombiano del Arauca, informaron las autoridades regionales.

La niña, Nohora Muñoz, cayó en manos de los secuestradores junto a su madre, Pilar Gutiérrez, puesta en libertad posteriormente, dijo el gobernador del Arauca, Luis Eduardo Ataya.

El funcionario precisó a la prensa en la capital regional, la ciudad homónima de Arauca, que la esposa y la hija del alcalde viajaban en una motocicleta y fueron abordadas cuando se acercaban a la escuela de la niña.

Según el informe que las autoridades locales enviaron a la Gobernación del Arauca, región de la frontera noreste con Venezuela, la escolar y su madre fueron subidas en un vehículo que tomó hacia la periferia de la localidad.

La esposa del alcalde fue dejada en libertad allí, según el mismo informe.

“Rechazamos este tipo de acciones de estos bandidos, que aparentemente son de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)”, expresó el gobernador.

Sin embargo, el director de la fuerza de elite antisecuestro de la Policía Nacional, el general Humberto Guatibonza, dijo a la prensa en Bogotá que el secuestro pudo haber sido cometido por delincuentes comunes.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, coincidió con el gobernador Ataya al decir que el secuestro de la niña ha sido “un hecho criminal y miserable”.

“Uno tiene que ser un miserable para hacer lo que hicieron estas organizaciones hoy en Fortul”, expresó Pinzón al intervenir en una ceremonia de ascensos militares en la capital colombiana.

Allí, el alto cargo anunció que el Gobierno elevaba a 100 millones de pesos (más de 52.417 dólares) la recompensa por informes sobre los secuestradores y el paradero de la escolar.

Horas antes, el gobernador del Arauca había ofrecido 50 millones de pesos (unos 26.208 dólares) por información que permitiera el rescate de la niña y la captura de sus captores.

Además de las FARC, en la región actúan reductos del también guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) y bandas de nuevos paramilitares.