X

Sin fecha para reaparecer

   

MARTÍN TRAVIESO
SANTA CRUZ DE TENERIFE

Chechu Flores podría estar KO otro par de semanas más. El centrocampista empeoró la semana pasada de los problemas musculares que no le han dejado mostrarse en la Isla. Tras seis partidos que se han jugado, acumula el pobre bagaje de 13 minutos disputados. Ayer reconoció que no sabe cuándo podrá reaparecer. “Ya para esta semana estoy descartado, ya que es muy precipitado, pero espero estar para la próxima o para la siguiente. Depende de la evolución del edema”, explicó el jugador ayer, tras la sesión de trabajo que los blanquiazules llevaron a cabo ayer en las instalaciones federativas de Ofra.

“Tengo un problema muscular en el cuádriceps y espero que la evolución sea positiva a lo largo de los días”, expresó el jiennense, que sigue entrenando al margen del resto de sus compañeros, como se pudo comprobar en el primer entrenamiento de la semana.

El club no informó de que el jugador sufriera una nueva recaída, no obstante el futbolista explicó que la semana pasada le diagnosticaron una rotura. “En el último entrenamiento de la semana pasada me probé con un poco más de intensidad y noté que algo no estaba bien. El jueves por la tarde me hicieron las pruebas y salió que había una rotura en el recto anterior del cuádriceps de la pierna derecha y que había un edema. Debe cicatrizar bien, aunque es muy pequeño. Es una parte muy delicada y si fuerzo podría empeorar. Hay que ser cautos e ir paso a paso”, insistió Chechu, que añadió al respecto que ahora está intentando que quede toda la zona bien limpia y “recuperarme cuanto antes. Es probable que haya habido una pequeña rotura o una micro rotura, pero no lo sabemos muy bien porque aún está el edema”, señaló en este sentido el exjugador del Girona.

No es la primera vez que le sucede lo mismo a Chechu. Arriesgó para estrenarse en Albacete y lo consiguió, pero también se empeoró. Tampoco logró estar apto para Getafe y será duda hasta el choque que se juegue en La Roda. “A veces las ganas de jugar te pueden perjudicar, pero hay que ser cautos”, asume con resignación. Eso sí, reconoce que en los últimos cuatro días “la evolución está siendo muy buena”. El interior diestro no ha podido entrar con pero pie en el Tenerife. Él lo sabe y está fastidiado por ello. “No puedo estar con el grupo, pero tengo que intentar recuperarme al cien por cien”, dice. “No ha sido mi mejor inicio. Vine con todas las ganas del mundo a intentar ayudar y, por unas cosas u otras, no están saliendo las cosas como me gustaría. Tampoco es que la competición dure diez jornadas. Esto es muy largo”, explica demostrando esperanza.

Ya Pedro Cordero, director deportivo del Tenerife, y el primer entrenador, Antonio Calderón, le han tranquilizado: “Ellos me han dicho que esté tranquilo, que esto acaba de empezar y que no se asciende en las primeras jornadas. Me han dicho que lo importante es que me recupere bien”. Y mientras se recupera, lo único que puede hacer es ver a su equipo por la televisión, como hizo en el choque del pasado fin de semana. “Fue un partido bastante aburrido de cara al espectador. Ellos no tuvieron ninguna ocasión clara de gol, pero nos-otros desperdiciamos el penalti.
Con el 0-1 en el marcador todo hubiese cambiado”, concluyó.