X

Tenerife II sigue intentado luchar

   

Algunos luchadores de la prisión de Tenerife. / DA

DIARIO DE AVISOS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El buen trabajo de los monitores y reclusos de Tenerife II que practican la lucha canaria puede dar sus frutos próximamente si llegan a buen fin las negociaciones que mantienen la Federación Canaria y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para que un equipo pueda entrar en alguna de las competiciones oficiales a escala insular en Tercera Categoría.

El pasado mes de mayo, el presidente de la Federación de Lucha Canaria, Germán Rodríguez junto a varios bregadores tinerfeños, visitó la prisión de Tenerife II para realizar una exhibición en la que participaron algunos reclusos que ya practicaban la lucha canaria o estaban aprendiendo nuestro deporte vernáculo. Con Juan Espino como entrenador, con los monitores deportivos de Tenerife II, Fernando y Javier, y gracias a las facilidades dadas por el director de la prisión, así como de educadores y funcionarios, se ha habilitado un coqueto terrero en el recinto y se forma un sólido grupo de practicantes, tanto canarios como de otros países. Con esta importante labor, a través de nuestro deporte autóctono, se busca la integración social y la mejora de la convivencia entre los internos. Los luchadores del Centro Penitenciario Tenerife demostraron que tienen nivel para luchar la próxima temporada en Tercera Categoría, y la Federación Canaria les puede dar la oportunidad de medirse en competición oficial a los equipos tinerfeños.

Lo que en un principio parecía una ilusión, con el paso de los meses puede convertirse en realidad si prosperan finalmente las pretensiones de la Federación Canaria, pues por parte de la dirección de Tenerife II parece que no hay ningún tipo de inconveniente y sería la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior la que tendría que dar el visto bueno a este proyecto.

Si finalmente saliera esta iniciativa, el equipo de lucha formado por reclusos de Tenerife II saldría a competir en Tercera Categoría y debería actuar siempre como local luchando en las instalaciones del centro penitenciario, ubicado en municipio de El Rosario.