SANTA CRUZ DE TENERIFE >

Una red de ‘clientes misteriosos’ vigila la calidad del comercio de la capital

Uno de los objetivos del programa es la especialización. / da. | DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La calidad es uno de los principales reclamos en la carta de presentación de cualquier negocio que quiera meterse a la clientela en el bolsillo en un mercado cada vez más complejo y competitivo. Por eso, una red de clientes misteriosos vigilará cómo se desenvuelven detrás de un mostrador los profesionales del pequeño comercio de Tenerife.

Detrás de esta red se encuentra el Programa de Certificación de Calidad en el Servicio del Comercio Minorista, que lanza por tercer año consecutivo la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife con la colaboración del Gobierno de Canarias y AENOR, informa la entidad en una nota.

Abierto a la participación de todos aquellos empresarios del sector que estén dispuestos a examinar con lupa sus comercios, corregir sus deficiencias y mejorar su cuenta de resultados, el Programa de Certificación de Calidad tiene como objetivo lograr la diferenciación del comercio cercano a través de la especialización y la mejora en la prestación del servicio, la atención al cliente y el trato personalizado, agrega el comunicado.

Hasta el momento, más de 400 pequeños comercios se han adherido a este programa, que se está desarrollando en la ciudad desde el año 2008.