X
cd tenerife >

Aitor Núñez: “No se me dio la oportunidad”

   

En su etapa como futbolista del Club Deportivo Tenerife, Aitor Núñez tuvo que asumir su suplencia como algo prácticamente habitual. / DA

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Santa Cruz de Tenerife

Ahora viste la camiseta franjirroja del Rayo Vallecano B. Es un habitual en el once inicial del filial rayista, pero en los dos años que militó en el Tenerife, la realidad fue bien distinta. Aún así, Aitor Núñez prefiere “pasar página”, y quedarse con lo bueno. “Tenerife fue mi casa durante dos años . Allí debuté en Primera y me sentí profesional. Tengo ganas de ver a la afición del equipo y a muchos amigos que dejé en la Isla. No tengo ni rencor ni ansias de venganza”.

El lateral derecho, cuestionado acerca de los motivos de las pocas ocasiones en las que pudo disputar minutos con la camiseta blanquiazul, habló sin tapujos: “Es cierto que a veces me pregunto los motivos. La primera temporada jugué siete partidos y estaba contento porque tenía 21 añitos y logré debutar en Primera. En la segunda vuelta se dejó de confiar en mí. El año pasado fue muy extraño porque creo que solo salimos una vez del descenso y se le daba oportunidades a todos menos a mí. No fue que hiciera un mal partido porque no jugué hasta la jornada 35 con la salvación a 10 puntos. No fue por nada extradeportivo, quizás fue por la etiqueta y el peso como futbolista dentro del vestuario. Era lo más fácil, nunca me quejé ante la prensa ni monté ningún mal rollo. Creo que es mejor no pensarlo”, destaca.
Porque el jugador surgido de la cantera del Atlético de Madrid, siempre mostró su intención de continuar en la Isla: “Yo me quise quedar y lo dije en su momento. Me quedaba un año de contrato y ojalá hubieran querido hablar conmigo para quedarme en la plantilla, pero el club tenía las cosas claras conmigo y con la mayoría de la plantilla y querían gente nueva. No me dieron tiempo ni de negociar”, afirma.

Ahora, es feliz en Vallecas: “Desde que empecé el entrenador ha confiado en mí y lo he jugado todo. La sensación es de volver a sentirte futbolista. Lo que importa es estar contento en el lugar en el que estés”.