X
educación >

Auxiliares de inglés exigen a Educación una “respuesta urgente”

   

Auxiliares de conversación de inglés reclaman una reunión urgente con la Consejería de Educación. / DA

ÁNGELES RIOBO | Santa Cruz de Tenerife

Un nutrido grupo de auxiliares de conversación de inglés solicita a la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias una “respuesta urgente” sobre su futuro laboral. Dichos profesionales, que aún no han sido convocados para ejercer su labor en los centros educativos de Canarias, tal y como han venido haciendo en el mes de septiembre desde el año 2002, piden comenzar a trabajar cuanto antes, pues afirman que ya han empezado a acusar los perjuicios de estar sin empleo y, por tanto, sin ingresos.

El programa de auxiliares de conversación de inglés del Gobierno de Canarias se encuentra congelado tras la resolución de la denuncia de la Inspección Provincial de Trabajo de la Seguridad Social a la Consejería de Educación por supuestas irregularidades en la contratación de estos profesionales en el pasado curso académico. Según la Seguridad Social, estaban acogidos a la figura de “falsos autónomos” cuando tendrían que haber sido contratados por cuenta ajena, en los casos en los que la ley lo contempla.

60 personas

La orden, en la que se solicita a la Consejería al pago de 423.427 euros en concepto de multa y liquidación de cuotas a la Seguridad Social de un centenar de trabajadores de la provincia, ha sido recurrida por la Consejería. Por estos motivos, unos 60 auxiliares -unos 40 de la isla de Tenerife-que se han reunido a principios de semana con el sindicato de profesores Anpe, en Tenerife y en Gran Canaria, donde han recibido asesoramiento laboral y legal. Tras el encuentro, acordaron presentar el próximo lunes una reclamación previa a la Consejería de Educación -como antesala de una demanda, dicen-, ya que lamentan “no poder esperar a que finalice el trámite judicial para comenzar a trabajar”.

Los miembros del colectivo afines a este sindicato de profesores reclaman a la Consejería que se restablezca el programa de auxiliares de conversación de inglés que, por otro lado, y según el responsable del sindicato en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Crespo, los propios centros educativos también demandan. Los auxiliares de conversación de inglés exigen, además, una reunión urgente con la Consejería para que se les informe sobre cuál será su situación laboral, así como para tenerlos al tanto de la evolución del proyecto, con el fin de finalizar con el periodo de incertidumbre que atraviesan.

Personal laboral

Al margen de la actual situación en la que se encuentran los más de 300 auxiliares de conversación de las Islas, desde Anpe informan que un importante número de ellos no descarta reclamar a la Consejería de Educación el sufragio de sus cuotas a la seguridad social desde el inicio de su actividad (muchos de ellos han comenzado a trabajar desde el inicio del programa en 2002 y se han pagado sus cuotas de autónomo desde entonces).

El sindicato de profesores Anpe entiende al respecto que “el derecho que les avala es el de la situación de personal laboral fijo discontinuo”.

Por ello, los servicios jurídicos del sindicato ya están preparando la documentación para elaborar las reclamaciones oportunas tal y como le han solicitado buena parte de los auxiliares afiliados.

[apunte]

Denuncian un “trato incómodo”

Varios auxiliares de conversación de inglés se sienten incómodos por “el trato que reciben del coordinador del proyecto” , desde que este periódico se hizo eco de la información sobre la denuncia interpuesta por la Inspección Provincial de la Seguridad Social a la Consejería de Educación. El programa se encuentra congelado en espera de encontrar una vía de contratación de los auxiliares que no suponga un perjuicio para la Administración, tal y como aseguró la viceconsejera de Educación, Manuela Armas. El coordinador del proyecto no pertenece a la Consejería, sino que es un profesional autónomo, que ejerce de intermediario entre los auxiliares y el citado departamento autonómico.

En una misiva (un correo electrónico) que envió a los auxiliares y a la que ha tenido acceso este diario, señala que se dirige a ellos para ofrecerles su “opinión personal” sobre la situación, y asegura a los auxiliares que la publicación de la información por parte de DIARIO DE AVISOS se debe a una “conspiración”. Culpabiliza a los auxiliares adscritos a Anpe de la paralización del programa, indicando que ya estaba lista la convocatoria pero que por la publicación de la noticia la Consejería la ha paralizado”, y critica la adhesión de algunos auxiliares a dicho sindicato.

[/apunte]